Mundo

Juez autoriza sacar sangre a exespía ruso envenenado

Un juez británico otorgó ayer permiso para extraer muestras de sangre al exespía doble ruso Serguéi Skripal y a su hija Yulia, ambos hospitalizados en estado crítico, para llevar a cabo pruebas sobre la sustancia que les envenenó el pasado día 4 en Salisbury, en el sur de Inglaterra.
Un magistrado de la Corte de Protección de Londres, que evalúa casos de personas que no pueden tomar decisiones de manera autónoma, dio luz verde a los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) para obtener esas muestras.
El organismo evaluará en las próximas semanas la naturaleza de la sustancia con la que fueron atacados Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, que, según Londres, es un agente de uso militar fabricado por Rusia, algo que Moscú rechaza.
CRISIS DIPLOMÁTICA. El ataque llevó a Londres a expulsar a acusar al Kremlin a estar detrás del suceso, y ante la falta de respuestas del gobierno de Vladímir Putin, Londres expulsó a veintitrés diplomáticos rusos, una medida que replicó Moscú.
La Unión Europea llamará próximamente a consultas a su embajador en Moscú, según citaron fuentes internas, puesto que el organismo europeo “altamente probable” que Rusia sea responsable del ataque.

Imprimir