Mundo

Dictan prisión a cinco líderes independentistas catalanes por rebelión

El magistrado del Tribunal Supremo de España, Pablo Llarena, ordenó el ingreso a prisión de cinco líderes independentistas catalanes, tras ser procesados por delitos de rebelión y malversación de fondos.

En un auto emitido este viernes tras haberles notificado que les procesa (con lo que serán llevados a juicio), dictó prisión incondicional sin derecho a fianza para Jordi Trull, Raúl Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa y la expresidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell.

Los cinco acudieron a la sede judicial donde fueron notificados de su procesamiento, por ambos delitos cometidos en acciones del proceso independentista de octubre pasado, que incluyó un referéndum no reconocido por el Estado español y una declaración unilateral de independencia.

Llarena aprecia en su auto “un grave riesgo de fuga en los encausados derivado de la grave punción a la que se enfrentan por su eventual responsabilidad penal por rebelión”, que se castiga hasta con 25 años de prisión, además que aprecia en los cinco la posible reiteración delictiva.

Trull ingresa a prisión en el momento en que el parlamento catalán lo propuso para ser investido presidente de la Generalitat, y que tras fracasar en su primer intento el jueves, estaba convocado para una nueva votación este sábado.

El juez procesó por rebelión al expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; el exvicepresidente Oriol Junqueras; siete exconsejeros del gobierno catalán Trull, Rull, Romeva y Bassa, Joaquim Forn, Clara Ponsatí, y Antoni Comín.

Asimismo a Forcadell; al expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez; el de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, y la secretaria general de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Marta Rovira, que huyó este viernes a Suiza.

Por los delitos de malversación de fondos procesó a Puigdemont, Junqueras, Forn, Turull, Romeva, Ponsatí, Rull, Comín, Bassa, Meritxell Borràs, Lluis Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret, por desviar 1.6 millones de euros (unos 1.9 millones de dólares) para el referéndum del 1 de octubre.

Además Llarena dictó una orden internacional de detención contra Rovira, quien debió haberse presentado junto a los demás dirigentes independentistas y huyó este viernes a Suiza, algo que se conoció cuando no llegó a la sede judicial.

También dictó que se reactiven las órdenes internacional y europea de detención contra Puigdemont, Comín, Puig, Ponsatí y Serret.

Imprimir