Mundo

Atentado con rehenes en el sur de Francia deja tres muertos y 16 heridos

Una toma de rehenes perpetrada ayer por un hombre que aseguró actuar en nombre del Estado Islámico en un supermercado de Trèbes, en el sur de Francia, acabó con tres muertos y 16 heridos, algunos de ellos, graves. Tras horas de tensión, agentes de policía pudieran matar al presunto terrorista y terminar con el asalto.
El atacante secuestró primero un coche en Carcasona, un acto en que mató a uno de los ocupantes e hirió de gravedad al otro. Luego, manejó hasta un cuartel de granaderos, donde disparó a cuatro agentes e hirió a uno.
Entonces se acercó a Trèbes, a ocho kilómetros de distancia, donde irrumpió en el supermercado al grito de “Alá es grande”, mató a dos personas y se atrincheró dentro con rehenes.
En cuanto los agentes que llegaron al lugar escucharon un disparo, irrumpieron en el establecimiento y mataron al terrorista.
El presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó que este era Redouane Lakdim, de 25 años y nacido en Marruecos, quien ya fue condenado en 2011 y 2015 por pequeños actos de delincuencia y estaba registrado desde 2014 por sus tendencias radicales.
El secretario de Interior galo, Gérard Collomb, se justificó explicando que Lakdim era un “delincuente común”, un “pequeño traficante” que las autoridades no pensaban que iba a actuar.
Apenas acabado el episodio, Estado Islámico asumió el atentado a través de sus canales habituales, una reivindicación que los servicios franceses están analizando, según dijo Macron, quien agregó que el ataque muestra que “la amenaza terrorista sigue siendo elevada”.
La investigación que se abrió ya derivó en al arresto de una mujer que “compartía su vida” con Lakdim, según explicó la fiscalía francesa.

Imprimir