España encarcela a otros cinco líderes independentistas catalanes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 23 de Marzo, 2018

España encarcela a otros cinco líderes independentistas catalanes

Entre ellos, Jordi Turull, candidato a presidir Cataluña. Enfrentan cargos por rebelión de hasta 30 años de cárcel. Sexta líder se marcha a Suiza para no declarar. Reactivan orden de captura contra Puigdemont

España encarcela a otros cinco líderes independentistas catalanes | La Crónica de Hoy

La justicia española procesó ayer por rebelión a 13 líderes políticos independentistas catalanes por el referéndum unilateral de independencia celebrado el pasado 1 de octubre y la posterior declaración unilateral de secesión, del 27 de octubre.

El juez del Tribunal Supremo español (TS) Pablo Llarena sólo no enviará a juicio a tres de los 28 imputados, aunque 15 de ellos afrontan cargos por desobediencia, que no implican cárcel.

Entre los 13 procesados están los cuatro líderes independentistas que llevan desde noviembre en prisión: El exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconsejero de Interior catalán, Joaquim Forn, y los activistas secesionistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Llarena decidió enviar también a la cárcel de manera preventiva y sin fianza a otros cinco líderes independentistas, por considerar que existe riesgo de huida o de reiteración del delito perseguido.

Se trata de Carme Forcadell, expresidenta del Parlamento catalán, Raúl Romeva, Josep Rull y Raúl Romeva, exconsejeros del gobierno catalán y Jordi Turull, actual candidato a la presidencia de Cataluña después de las elecciones celebradas el pasado 21 de diciembre por orden del presidente español, Mariano Rajoy.

ROVIRA SE UNE A PUIGDEMONT. Los otros cinco procesados, que no entrarán en la cárcel, son el presidente catalán destituido, Carles Puigdemont, que decidió exiliarse a finales de octubre a Bélgica para evitar ser arrestado, tres de sus exconsejeros que tomaron la misma decisión… y Marta Rovira, número dos del partido de Junqueras, que también se marchó ayer, en su caso a Suiza, para evitar al Tribunal Supremo.

TREINTA AÑOS. Todos los procesados por rebelión afrontan un proceso penal que puede concluir con penas de cárcel de un mínimo de 15 años y un máximo de 30 años. El juez Llarena argumentó que los procesados por rebelión sabían que “el fanatismo violento de muchos de sus seguidores” podía desatarse por sus acciones.

Esto es porque el delito de rebelión en España exige que se produzca un “levantamiento violento”, una violencia que el juez Llarena ha llegado a argumentar que ocurrió, a manos de la policía, por culpa de los arrestados.

ORDEN DE CAPTURA. La justicia española también volvió a activar la orden de detención internacional contra Puigdemont y sus tres exconsejeros, y cursó una nueva contra Rovira. Esto, pese a que países como Bélgica y Suiza han expresado en ocasiones que no atenderán órdenes de este tipo por considerar política la causa judicial.

PROTESTAS. Centenares de personas salieron anoche a manifestarse ante la delegación del gobierno español en Barcelona con gritos de “Llarena, prevaricador” o “Muerte al Borbón”; unas protestas que derivaron en cargas de la policía catalana.

CAMINO A ELECCIONES. El encarcelamiento de Turull corta sus opciones de ser presidente catalán. El jueves, su investidura por mayoría absoluta fracasó por la abstención de los anticapitalistas independentistas de la CUP, y ganar una segunda ronda por mayoría simple es ahora imposible. Pero el hecho de que existiera una votación implica que el reloj corre: Si Cataluña no logra investir a otro presidente en dos meses, habrá nuevos comicios.

Imprimir