Mundo

Trump emite orden que limita acceso de personas transgénero al Ejército

Las excepciones a la prohibición son para quienes hayan permanecido estables por 36 meses “en su sexo biológico antes de alistarse” y para quienes no necesiten reasignación de género

Sin cambiar su postura respecto a los reclutas que integran las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el presidente Donald Trump emitió la noche del viernes una orden para prohibir que un gran número de personas transgénero sirvan en el Ejército, excepto en “circunstancias limitadas”, destacaron ayer medios locales, que recordaron que el mandatario pidió el año pasado que se vetara la presencia de transexuales en los contingentes militares.

En julio del 2017, Trump trató de prohibir a todas las personas transgénero en el ejército, pero dos tribunales federales bloquearon en diciembre a la petición del gobierno obligando al Ejército a aceptar personas transgénero, tal y como estableció una ley de Obama de 2016.

VETO. De acuerdo con la cadena Univisión, ahora el gobierno de Trump rebaja sus pretensiones, pero sigue prohibiendo el acceso a la mayoría de los militares transgénero. El nuevo veto, según explicó en un comunicado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, “se desarrolló a través de estudios exhaustivos de líderes civiles, incluidos veteranos de combate” y fue dirigida por el secretario de Defensa, James Mattis.

Según un memorándum del Pentágono sobre el veto, las excepciones a la prohibición son que la persona haya permanecido estable por 36 meses “en su sexo biológico antes de alistarse”, quienes no necesiten una reasignación de género y quienes comenzaron a servir bajo lo establecido por las políticas de la administración del expresidente Barack Obama.

IMPUGNACIÓN. Previsiblemente, el nuevo plan de la Casa Blanca será impugnado en la Corte, como ya sucedió con el intento previo.

Los grupos en defensa de los derechos del colectivo LGBT advierten que estas políticas sólo generan tensiones en el Ejército, obligan a las personas transexuales a ocultar su identidad y privan al Ejército de personas con talento.

Sarah McBride, la secretaria nacional de comunicación de Human Righst Campaig (Campaña para los Derechos Humanos), la mayor organización pro derechos LGBT de Estados Unidos, condenó el veto en un comunicado: “Lanzar estas noticias un viernes por la noche significa que cientos de militares transgénero se levantaron el sábado con sus vidas vueltas del revés. No podría haber sido más cobarde”.

Imprimir