Cultura

Comunes describe nexos que tienen conjuntos habitacionales en el mundo

Israel Martínez realiza un análisis comparativo de la unidad Tlatelolco con los de La Habana y Europa del Este w Son sitios que han sido estigmatizados, dice

Fotografía, video e instalación conforman Comunes, exposición en la que el artista Israel Martínez propone un análisis comparativo entre el Conjunto Urbano Nonoalco Tlaltelolco y una serie de unidades habitacionales de países de Europa del Este y La Habana, Cuba. 

En entrevista, el artista explica que su intención es demostrar las similitudes que encontró en Alemania, Polonia, Rumania, así como demarcaciones que, antaño, eran conocidas como Checoslovaquia y Yugoslavia, y Tlatelolco, a partir de la arquitectura y el paisaje. 

“Comparten similitudes económicas, políticas y sociales, al haber sido construidas en etapas de bonanza de los diferentes regímenes, por ejemplo el comunismo, hacia finales de los 70, mientras que en el caso mexicano, dentro del periodo conocido como el Milagro Mexicano”.

Martínez eligió a las edificaciones, pues las considera como “testigos mudos”, que dan cuenta precisa de la situación por la que atravesaban determinadas regiones, a partir de su origen en Guadalajara, donde había una construcción conocida como “El Moscú”. 

Ya en la adolescencia, Martínez viajó a la Ciudad de México y el primer lugar que conoció fue Tlatelolco, sitio que lo dejó con asombro por la arquitectura “grandilocuente y por el movimiento estudiantil”, idea que reforzó al leer La insoportable levedad del ser, del escritor checo Milan Kundera.

“Viajé durante cuatro años a países de Europa del Este para hacer registros y buscar algunas analogías entre las sociedades. La decisión de grabar el contexto de los edificios habitacionales, fue porque cuando se viaja a esos sitios, generalmente se fotografía edificios gubernamentales y monumentos, a mí lo que me interesaba era registrar dónde vive la gente que vive atropellos del sistema económico y político”.

Israel Martínez declara que, en relación al presente y la corrupción, encontró que dichas edificaciones también se caracterizan por ser estigmatizadas, donde hay abandono, pandillerismo, robos y violencia.

“Ahora los desarrollos inmobiliarios copian ese mismo modelo, la diferencia a veces son los materiales, pero en realidad, por dentro, las condiciones estructurales son las mismas. La gran diferencia es que hoy ya no existen espacios libres, como los jardines”. 

El artista señala que, además, en oficinas de gobierno saben que en casos como la Ciudad de México no se puede construir tan alto por las condiciones de suelo y la alta probabilidad de sismos, pero prevalece la corrupción.

Comunes se exhibe como parte de M68, programa organizado por la UNAM para conmemorar los 50 años del movimiento estudiantil de 1968, pero ¿Los otros países se caracterizan por haber atravesado por movimientos sociales similares?

“Uno de ellos es un distrito de Sarajevo, atacado por los militares, pues al atacar los centros habitacionales de gran altura, podían tener mejor perspectiva y disparar. En la exposición hay un mural en el que conviven edificios de varias ciudades, para ejemplificar la relación entre las diferentes ciudades”.

Israel Martínez concluye que su principal intención es poner en discusión aquellas problemáticas que han ocurrido teniendo al tiempo como similitud, así como la participación de la comunidad estudiantil y movimientos de resistencia.

“Creemos que las problemáticas sociales y políticas son únicamente de México y no tenemos forma de hacer crítica e ir más allá de la protesta, porque no acudimos a influencias que pudieran llegar de otras partes del mundo. Mi intención es ver cómo ha habido problemáticas similares en diferentes partes del mundo y quizá, pensando en común, podemos encontrar acuerdos”.

Imprimir