Lewis Hamilton

 El piloto británico empezó la temporada 2018 de la Fórmula Uno de manera intratable al rozar casi la perfección en la sesión de clasificación a bordo de su mercedes en el Gran Premio de Australia, al registrar 1:21.164 minutos, con lo que sacó la pole position sin mayor problema. Seguro de sí dijo, “siempre conduzco hacia la perfección y eso fue lo más cerca que pude. Mi emoción y ambición sigue intacta”, al referirse de mejorar en cada carrera que se le presente.

Imprimir

Comentarios