Buena fortuna conduce a Vettel al triunfo en Melbourne | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 25 de Marzo, 2018

Buena fortuna conduce a Vettel al triunfo en Melbourne

Ferrari hace el 1-3 en el Gran Premio de F1 en Australia. El campeón, Lewis Hamilton, se tuvo que conformar con la segunda posición

Buena fortuna conduce a Vettel al triunfo en Melbourne | La Crónica de Hoy

Una buena estrategia de carrera sumada a un toque de buena suerte, propició que el piloto alemán de Ferrari, Sebastian Vettel, se apoderara de la posición de honor del Gran Premio de Melbourne, Australia, para dejar la segunda plaza al británico Lewis Hamilton, actual campeón de la Fórmula 1, mientras que Sergio Pérez finalizó 11.

Fue la presentación de los niños promesa del automovilismo en sustitución de las guapas modelos, que fue complementada con acrobacias espectaculares de un avión de la Fuerza Aérea de Australia, lo que enmarcó el arranque de la temporada 2018 de la máxima categoría del automovilismo mundial, con un importante triunfo de Vettel.

El conductor teutón consiguió de esta forma el podio 100 en su carrera, mientras que la firma del “Cavallino Rampante” logró su victoria 950 en el “Gran Circo”, gracias a una buena estrategia desde pits y trabajo en conjunto con su coequipero, el finlandés Kimi Raikkonen, que terminó en la tercera posición.

Vettel pudo repetir su victoria del año anterior, que consiguió en el circuito de Albert Park, pese a que Hamilton partió de la “pole position” y tuvo un buen arranque para mantener el primer puesto, pero de inmediato Raikkonen presionó y Vettel aguantó en el tercer puesto.

Más tarde se registraron los ataques del finlandés Valtteri Bottas, de Mercedes, quien por sanción comenzó atrás de los 10 primeros lugares y a pesar de ello le alcanzó para concluir octavo.

En la décima vuelta se registró un error de manejo de Max Verstappen en su afán de presionar para meterse al cuarto sitio, por lo que dio un trompo y perdió puestos en beneficio del francés Romain Grosjean, el australiano Daniel Ricciardo y el alemán Niko Hulkenberg.

Mientras que en la punta estaban Hamilton, Raikkonen y Vettel, quien junto al británico firmaba vueltas muy rápidas y récords de pista.

Cerca del giro 20 el mensaje desde boxes fue para Raikkonen para que presionara a Hamilton, se juntaban los Ferrari sobre el Mercedes del vigente campeón, aunque el finlandés no aguantó el ritmo y tuvo que entrar a pits.

Entonces, el finlandés cedió el segundo lugar a Vettel, que tomó la punta debido a que Hamilton también fue a pits para cambiar a llantas blandas, y a partir de ahí Vettel no soltó la punta, incluso llegó a estar a 13 segundos de diferencia de Hamilton, aunque sin entrar a boxes; luego se vio beneficiado por el abandono de Grosjean, que obligó al virtual safety car y luego a la entrada del safety car.

Esto provocó que los pilotos, por reglamento, no pudieran acelerar más ni rebasar, lo que aprovechó el alemán para entrar a pits y regresar a la carrera todavía en la punta, pues sin la presión de Hamilton y sin la bandera verde, tuvo oportunidad de calentar neumáticos para que en el rearranque de la competencia, en el giro 32, mantuviera el liderato, el cual no soltó el resto de la carrera para ganar el Gran Premio de Australia.

Hamilton se tuvo que conformar con el segundo puesto, pues para para no forzar demasiado su motor y arriesgarse a perderlo, bajó el ritmo de la carrera consiguiendo los puntos correspondientes a la segunda posición, en tanto que el “Finlandés Volador” Raikkonen, obtuvo la tercera plaza.

Por su parte, el mexicano Sergio Pérez, de Force India, luego de arrancar en la décimo tercera posición, terminó en el undécimo lugar, un lugar arriba de su coequipero, el francés Sebastian Ocon.

Imprimir