El cardenal Carlos Aguiar llama a no caer en el individualismo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 25 de Marzo, 2018

El cardenal Carlos Aguiar llama a no caer en el individualismo

El cardenal Carlos Aguiar llama a no caer en el individualismo | La Crónica de Hoy

En su primera homilía dominical, con motivo del Domingo de Ramos, el Arzobispo Primado de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, encabezó la bendición de las Palmas, en el atrio de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, ante poco más de medio centenar de fieles.

En lo que fue su primera misa desde que asumió el Arzobispado Primado de México, el purpurado  resaltó que uno de los grandes riesgos que vivimos en la ­actualidad, es el individualismo, porque hay quienes creen, dijo, que “uno es tan libre, que puede hacerse totalmente independiente de lo que piensen los demás, de lo que actúan los demás”.

Sin embargo, sostuvo, ­somos un cuerpo, somos un pueblo y lo que yo decida hacer tiene consecuencias con los otros, con quienes convivo, y viceversa: lo que yo haga y lo haga en el camino de Jesús, será una grande influencia para redimir, para ­poder rescatar al abatido, al desconsolado, al deprimido, al que ­pasó un drama, a aquel que tiene una tragedia.

Dios, sostuvo, se vale de nosotros mismos para hacerse presente, no sólo en mi persona sino con los demás. De ahí, que en ­estos días Santos, pidió el cardenal Aguiar Retes, hay que hacer lectura de la Pasión de Cristo, “en casa y de preferencia acompañados”, para que Cristo, sea, dijo, “siempre luz que nos guíe por las circunstancias que atravesamos. No hay ninguna situación humana que no encuentre en la vida de Jesús, una luz para superar sus situaciones sus dramas, su tragedia, y también para alentar sus logros y sus éxitos”.

Cristo, dijo durante su sermón monseñor Aguiar Retes, aceptó una muerte en la cruz “porque la finalidad de haberse encarnado es para redimirnos, y para que en la vida que llegó ­Jesús tengamos siempre la luz que oriente nuestras distintas circunstancias, por las que atravesamos; no hay ninguna situación humana que no encuentren en la vida de Jesús y especialmente en la pasión, muerte y resurrección de Jesús, una luz para superar sus situaciones sus dramas su tragedia y también para alentar sus logros y sus éxitos, y de descubrir la mano de Dios, la presencia del espíritu que nos acompaña”, sostuvo.

El cardenal oró por las naciones que viven en conflicto, en desacuerdos, y han caído bajo el azote del terrorismo para que al mirar a Cristo en su cruz, descubran lo que significa el perdón que lleva a la paz; y por las familias que no encuentran la paz, debido a situaciones de desamor para que al ver el amor de Cristo entregado, descubran que el amor supone renuncia y ­entrega.

Imprimir