Mundo

Oleada de expulsión de diplomáticos rusos

Estados Unidos anunció la expulsión de 60 funcionarios rusos en apoyo al RU. A esta decisión se sumó Canadá, Alemania y 14 países más.

A raíz del envenamiento de Serguéi Skripal y de su hija, el gobierno de Theresa May decidió expulsar a 23 diplomáticos rusos del Reino Unido el pasado 14 de marzo. Ante ello, Moscú prometió el mismo día "una pronta respuesta".

El caso en el que las acusaciones mutuas entre Gran Bretaña y Rusia del envenenamiento del exespía y su hija escaló a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), desde donde se lanzó la advertencia al Kremlin de que el organismo apoyaría al Reino Unido.

Este día, el conflicto ha tomado un nuevo giro cuando Estados Unidos anunció la expulsión de 60 diplomáticos rusos.

Tras el aviso, otros 16 países, incluidos Canadá y Alemania, informaron que tomarán la misma medida en un caso que ha ido subiendo peldaños de manera constante.

El gobierno de Trump anuncia expulsión de 60 diplomáticos rusos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó hoy la expulsión de 60 funcionarios y el cierre del consulado ruso en Seattle, en respuesta por el ataque con arma química en Reino Unido contra el exespía ruso Serguei Skripal a principios de este mes.

La sorpresiva orden, que de acuerdo con funcionarios de la Casa Blanca fue tomada en consultas cercanas con sus aliados europeos, podría ser la primera en esa dirección debido al elevado número de funcionarios rusos de inteligencia adscritos a la embajada y consulados.

“Los rusos tendrá ahora una capacidad reducida con respecto al espionaje de nuestros ciudadanos. Estamos preparados para tomar pasos adicionales si es necesario”, dijo a periodistas un funcionario de la administración Trump que habló bajo condición de anonimato.

La Casa Blanca caracterizó como “inaceptable” el alto número de funcionarios de inteligencia rusa que están adscritos tanto a la embajada, como a los consulados.

La fuente que solicitó el anonimato explicó que todos los rusos expulsados son funcionarios de inteligencia y no diplomáticos, a quienes se ha dado un plazo de siete días para que abandonen Estados Unidos, junto con sus familias.

La mayoría de los expulsados, 48, están asignados a la embajada de Rusia en Washington y 12 más pertenecen al personal de la misión permanente ante Naciones Unidas, en Nueva York.

La vocera presidencial, Sarah Sanders, dijo que el cierre del consulado en Seattle, estado de Washington, se debió a su proximidad con una base de submarinos, así como a los cuarteles generales de la fábrica de aviones Boeing.

“Estados Unidos tomó esta acción en conjunto con nuestros aliados de la OTAN y socios alrededor del mundo en respuesta al uso por parte de Rusia de un arma química en suelo de Reino Unido, la última de sus actividades desestabilizadoras alrededor del mundo”, subrayó la vocera en un comunicado.

El ataque del pasado 4 de marzo contra Serguei Skripal y su hija Yulia en la comunidad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, provocó una grave crisis que llevó ya a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, a ordenar la expulsión de 23 diplomáticos rusos en días pasados.

La semana pasada Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania pidieron al gobierno ruso una explicación del ataque, que calificaron como un asalto a la soberanía británica debido a que Skrypal y su hija -que permanecen hospitalizados en condición grave- son ahora ciudadanos ingleses.

Sanders dijo que con estos pasos, “Estados Unidos y nuestros aliados y socios han dejado claro a Rusia que sus acciones tienen consecuencias. Estados Unidos se mantiene listo para cooperar en la construcción de una mejor relación con Rusia, pero esto sólo puede pasar con un cambio en la conducta del gobierno ruso”, precisó.

Alemania se suma a la expulsión

Alemania expulsó hoy a cuatro diplomáticos rusos a causa del presunto papel que habría jugado Rusia en el envenenamiento en Londres del doble agente ruso en Reino Unido, Serguei Skripal, con un agente neurotóxico considerado un arma química.

La inusual medida por parte de Alemania agudiza las tensiones entre los países occidentales y Rusia a raíz de la anexión de la Península de Crimea (Ucrania) y el apoyo de Moscú a grupos prorrusos que pretenden independizar el oriente de Ucrania para formar un país independiente.

El Ministerio alemán de Asuntos Exteriores les dio hasta el próximo lunes para que salgan del país. La expulsión de diplomáticos por parte de Alemania casi no tiene precedentes. El Ministerio puso de relieve a Rusia que Alemania sigue abierta al diálogo.

La medida de Berlín fue notificada por canales oficiales a la embajada de Rusia en el país europeo, según precisó la dependencia local.

En los minutos posteriores a la decisión del gobierno alemán se sumaron las noticias sobre la expulsión de diplomaticos rusos en 14 países de la Unión Europea, y la expulsión de 60 por parte de Estados Unidos.

El ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, informó asimismo que en la expulsión de Alemania también se tomó en cuenta el ataque cibernético contra el sistema de tecnologías de la comunicación y la información del gobierno, que tuvo lugar hace unos días.

El jefe de la diplomacia alemana declaró que la decisión no fue tomada a la ligera, pero que los indicios relacionados con el caso Skripal apuntan a la autoría de Rusia.

Refirió también que el gobierno ruso no respondió a las preguntas que le planteó Alemania sobre esos temas.

Maas señaló que la medida es asimismo un acto de solidaridad con Reino Unido. "Se mantiene la invitación a Rusia de que asuma su responsabilidad de desempeñar un papel constructivo y aclarar ese asunto".

Apuntó que la medida de la expulsión responde tanto al papel de Rusia en el envenenamiento de Skripal y su hija, y por el ciberataque contra el sistema de tecnologías de la comunicación y la información de Alemania.

El ministerio con una mayor afectación por el ciberataque fue precisamente el de Asuntos Exteriores.

Se suma Canadá al apoyo que se ofrece al Reino Unido

En apoyo al Reino Unido, Canadá anunció hoy la expulsión de siete diplomáticos rusos, tanto de la embajada en Ottawa como del consulado en Montreal.

La acción diplomática se da en respuesta a la supuesta intervención del gobierno ruso en el ataque con un arma química contra un exespía ruso en la localidad británica de Salisbury.

"El ataque contra un agente en Salisbury, en el territorio de un aliado y socio de Canadá es un acto despreciable, atroz y temerario, que potencialmente amenazó la vida de cientos de personas", afirmó la canciller Chrystia Freeland, quien integra la lista de personas non gratas del gobierno ruso.

La ministra de Relaciones Exteriores explicó que el gobierno canadiense expulsará a cuatro diplomáticos de la embajada y de un consulado rusos porque "han sido identificados como agentes de inteligencia o individuos que han usado su estatus diplomático para socavar la seguridad de Canadá o interferir en nuestra democracia".

Por la misma razón, la canciller dijo que se ha rechazado la solicitud del gobierno ruso para enviar a Canadá a tres diplomáticos más.

Se aclaró que esta acción diplomática es de conformidad con la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y la Convención de Viena para relaciones consulares.

"Estamos tomando esta medida en solidaridad con el Reino Unido", indicó la ministra, quien aclaró que la acción no es en contra del pueblo ruso con quienes los canadienses tienen "fructíferos lazos".

El gobierno canadiense externó su compromiso al diálogo y cooperación con Rusia en asuntos en los que tengan retos comunes.

Freeland insistió que el ataque al exagente ruso Serguei Skripal en territorio británico con sustancias tóxicas representa una clara amenaza a las reglas basadas en el orden internacional y establecidas por la comunidad internacional para asegurar que las armas químicas no destruirán vidas humanas.

"Esto es parte de un patrón más amplio de comportamiento inaceptable de Rusia, incluida la complicidad con el régimen de Assad, la anexión de Crimea, los combates liderados por Rusia en el este de Ucrania, el apoyo a los conflictos civiles en Ucrania, Georgia, Moldavia y otros países vecinos, interferencia en elecciones y campañas de desinformación", añadió.

El gobierno canadiense dijo que apoya fervientemente las medidas que el Reino Unido ha tomado hasta ahora y sigue "firmemente decidido a actuar en concierto con sus aliados".

Italia expulsa a dos diplomáticos rusos

Italia anunció hoy la expulsión de dos diplomáticos rusos en solidaridad con Reino Unido, que acusó a Moscú de envenenar con gas nervioso al exespía Serguei Skripal, radicado en Inglaterra.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores dio a conocer que esa decisión se tomó “tras las conclusiones adoptadas por el Consejo Europeo el 22 y 23 de marzo pasados”, en “signo de solidaridad con Reino Unido” y “en coordinación con socios europeos y aliados de la OTAN”.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional notificó hoy la decisión de expulsar del territorio italiano en un plazo de una semana a dos funcionarios de la embajada de la Federación Rusa en Roma, acreditados en lista diplomática”, dijo la nota.

Italia se sumó así a Estados Unidos, Canadá y otros países de la Unión Europea que se solidarizaron con Londres por el envenenamiento de Skripal y su hija Yulia, el pasado 4 de marzo en la localidad británica de Salisbury.

La primera ministra británica Theresa May acusó de ello a Rusia y expulsó a 23 diplomáticos de ese país, además de que suspendió todo contacto de alto nivel con Moscú.

En Italia, sin embargo, el líder de la Liga del Norte, Matteo Salvini, criticó la decisión.

“Aislar y boicotear a Rusia, renovar las sanciones económicas y expulsar a diplomáticos no resuelve los problemas, sino que los agrava. Arrestar al expresidente de Cataluña (Carles Puigdemont) no resuelve los problemas, sino que los agrava”, dijo Salvini a través de su cuenta de Twitter.

La Liga del Norte fue el partido más votado dentro de la coalición de derecha en las eleciones del pasado 4 de marzo y ahora se disputa la jefatura de gobierno con el candidato del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, la fuerza política que recibió más votos en lo individual.

ijsm

Imprimir