Chocan proyectos del NAICM y la Línea 12 del Metro

Julio Brito A.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México es un proyecto estratégico y clave para el desarrollo del país para los próximos 100 años. El actual aeropuerto está saturado y recibe al año 44 millones de pasajeros. Ya desde el sexenio de Vicente Fox se intentó construirlo, pero resistencias del mismo grupo que hoy quiere detenerlo, aplazaron la decisión tan necesaria para la conexión del país.
La gran obra de infraestructura     pondrá a México en la ruta correcta para detonar su potencial turístico, comercial y económico. Tan sólo hoy en día trabajan 292 empresas nacionales e internacionales en la obra y se han generado más de 45 mil empleos directos e indirectos en la zona, cifra que en 2018 llegará a 70 mil personas.
Para tener una perspectiva hagamos la comparación con la Línea 12 del Metro, a cargo del exjefe de Gobierno Marcelo Ebrard, quien llevó a la quiebra el proyecto con un sobrecosto de 25 mil millones de pesos. Todos fueron ingresos tributarios, que nos costaron a los contribuyentes.
Hoy, bajo el esquema de inversión público-privada se están desarrollando las obras del Nuevo Aeropuerto. A la fecha se han realizado dos colocaciones de bonos, bajo el esquema de Fibra E por más 50 mil millones de pesos. Esto quiere decir, que la obra no sólo le costará al erario público, sino el riesgo será compartido con capital privado.
Muchas veces propuse que este esquema, público-privado se utilizara para construir una nueva línea de Metro, que corriera sobre todo Insurgentes, misma ruta del Metrobús actual. La respuesta es que era demasiado caro y se optó por la opción barata, que en sólo unas cuantas estaciones, resultó ser muy cara. Cerca de 48 mil millones de pesos.

PARTICIPACIÓN. Grupo Altavista, pionero en la integración de soluciones tecnológicas especializadas, que preside Ricardo Orrantia Cantú, participó en interesante clúster de conferencias relacionadas con temas de salud, organizado por la revista América Economía y con el apoyo de prestigiadas instituciones de salud como la Clínica Mayo y el Hospital Israelita Albert Eisntein. Las conferencias, entre otros temas, se enfocaron en la calidad de los servicios a los pacientes relacionados con los padecimientos de mayor incidencia en México y la forma de prevenirlos.
FUTURO. Mientras que el candidato a la Presidencia de “ya sabes quién” anunció la construcción de refinerías para producir gasolina, Nissan pretende vender un millón de autos eléctricos, expandir y desarrollar sistemas de conducción autónomos, y acelerar la conectividad de vehículos como parte de su plan a mediano plazo “Nissan M.O.V.E to 2022”. Entre sus objetivos, Nissan busca vender un millón de vehículos eléctricos – ya sean modelos eléctricos puros o aquellos con motores e-POWER – anualmente para el año fiscal 2022.
 “Nuestra estrategia de productos y tecnología está dedicada a posicionar a Nissan como líder de la evolución automotriz, tecnológica y en los negocios,” aseguró Philippe Klein, Chief Planning Officer. “Nuestros esfuerzos se centran en ofrecer Nissan Intelligent Mobility, que abarca los tres elementos principales de electrificación, conducción autónoma, conectividad y nuevos servicios de movilidad”.

 


juliobrito@cronica.com.mx
jbritoa@yahoo.com
Twitter: @abritoj

Imprimir

Comentarios