Mundo

Stormy Daniels acusa al abogado de Donald Trump de difamación

La actriz porno confesó que guardó silencio sobre sus encuentros sexuales con el ahora presidente de EU porque fue amenazada de muerte. El republicano guarda silencio

La actriz porno Stormy Daniels intensificó ayer su batalla legal contra el presidente de EU, Donald Trump, al acusar de difamación ante un tribunal federal de California al abogado personal del mandatario, Michael Cohen, por insinuar que ella mintió sobre su relación con Trump.

Daniels modificó la demanda que interpuso este mes en Los Ángeles contra Trump para anular el pacto de confidencialidad que le impide hablar sobre una supuesta relación que tuvo con él, agregando a Cohen como acusado, informó el diario The Washington Post.

Este movimiento judicial llega un día después de que la actriz y directora de cine de películas para adultos ofreciera una entrevista al programa 60 Minutos, de la cadena estadounidense CBS, en la que aseguró que guardó silencio todo este tiempo sobre su supuesta relación con Trump porque recibió una amenaza de muerte.

La actriz, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, es protagonista de un escándalo revelado por The Wall Street Journal en enero, cuando publicó que un abogado de Trump le pagó 130 mil dólares antes de las elecciones de noviembre de 2016 para que no revelara su relación con el entonces aspirante republicano.

El papel del abogado. Fue Cohen, el letrado de Trump al que ayer acusó de difamación, quien efectuó el pago y firmó el pacto de confidencialidad, por lo que la actriz solicitó ante un tribunal en Los Ángeles que sea declarado “inválido, inaplicable y/o nulo” dicho acuerdo, ya que no lo suscribió el magnate inmobiliario.

Cuando tuvo lugar la alegada relación con la actriz, Trump y la primera dama, Melania Trump, ya habían contraído matrimonio y ya habían tenido a su único hijo en común.

Clamoroso silencio. Mientras tanto, Trump mantuvo su largo silencio respecto a las declaraciones de la actriz porno y dejó en manos de la Casa Blanca la respuesta a las denuncias de la intérprete sobre las amenazas que supuestamente recibió del entorno del ahora mandatario.

Trump, un ávido usuario de Twitter que disfruta de humillar a sus principales enemigos con todo tipo de ataques, ha evitado hasta ahora referirse directamente a Daniels, y tampoco lo hizo un día después de que ella hablara en una entrevista sobre la relación sexual que supuestamente ambos mantuvieron en 2006.

“Tantas Noticias Falsas. Nunca han sido más voluminosas ni más imprecisas. Pero a pesar de todo, ¡a nuestro país le va genial!”, escribió ayer Trump en un tuit matutino, sin aclarar a qué se refería.

Imprimir