Mundo

Justicia prohíbe a candidato evangélico de Costa Rica inducir al voto religioso

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica emitió ayer una resolución en la que ordena al candidato presidencial del evangélico Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, que “se abstenga de llevar a cabo cualquier acción tendiente a incidir en la libre decisión de los electores, a partir de sus creencias religiosas o invocando motivos de religión”.
El Tribunal recordó que la Constitución y el Código Electoral prohíben utilizar la religión para inducir el voto de los creyentes. Su incumplimiento acarrea sanciones económicas para el infractor.
Este pronunciamiento surge luego de un audio en el que Alvarado pide a 250 pastores de esa iglesia protestante que piden el voto para él a sus fieles, así como “bendiciones” económicas para su partido, de cara a la segunda vuelta de las elecciones costarricenses, que se celebrarán el 1 de abril.
Fabricio Alvarado, un predicador evangélico, enfrentará en la segunda ronda al oficialista del Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, un periodista y politólogo de centroizquierda, para definir quién va a gobernar Costa Rica a partir del 8 de mayo para el periodo 2018-2022.

Imprimir