Nacional

El aeropuerto va, no hay plan B: Presidencia

BASE. El proyecto es autofinanciable: 70% lo aportan inversionistas extranjeros, otra parte se financia con el pago que hacen los usuarios de la Tarifa por Uso de Aeropuerto GACM. El proyecto es uno de los más estudiados tanto en aeronáutica, hidrología, geotermia e impacto ambiental; la OCDE acompaña los procesos y la transparencia

Tras considerar que sería una “barbaridad” cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el vocero del gobierno federal dijo que “el lugar donde se construye es producto de muchos años de análisis practicados por los expertos más reconocidos a nivel mundial”, aseguró el vocero del gobierno federal.

En conferencia de prensa con el director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño Márquez, el funcionario federal destacó que “cualquier persona puede consultar los 321 contratos involucrados en la construcción del nuevo aeropuerto, vía internet”.

Desde la sala de conferencias de Los Pinos, explicó que “el 70 por ciento del financiamiento para el nuevo aeropuerto es aportado por inversionistas privados, y son los propios usuarios del aeropuerto quienes están financiando la construcción mediante la Tarifa de Uso de Aeropuerto”.

En este tenor, consideró que “es un proyecto autofinanciable”.

Desde su perspectiva, no hay plan B para el aeropuerto y será en la administración del presidente Enrique Peña Nieto donde se llevará a cabo el mayor avance de la obra.

“Decir sí al nuevo aeropuerto es decir sí a más inversiones, a más empleos, a más visitantes, a más ingresos para el país. Es decirle sí al México próspero que todos queremos”, señaló.

Indicó que la construcción del nuevo aeropuerto es la fuente de empleo de 45 mil personas que hoy trabajan en este proyecto. Al alcanzar su máxima operatividad, en él trabajarán 450 mil personas, afirmó.

Sánchez Hernández mencionó que el pasado viernes, “el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, responsable del financiamiento y construcción del nuevo aeropuerto, obtuvo 30 mil millones de pesos para financiar la obra mediante un instrumento conocido como la Fibra E, colocado a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)”.

“El éxito de esta colocación confirma el interés y la confianza que el proyecto del nuevo aeropuerto despierta entre inversionistas privados nacionales y extranjeros”, aseguró.

Destacó que en su primera fase el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México podrá atender a 70 millones de pasajeros al año, y se duplicará la capacidad del actual Aeropuerto.

“Cuando se concluya, el nuevo aeropuerto será el tercero más grande del mundo por número de pasajeros, ya que podrá transportar a 120 millones de personas y 2 millones de toneladas de carga al año”, dijo.

Imprimir