Trump trata ahora de perseguir inmigrantes a través del censo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 27 de Marzo, 2018

Trump trata ahora de perseguir inmigrantes a través del censo

Trump trata ahora de perseguir inmigrantes a través del censo | La Crónica de Hoy

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asestó un nuevo golpe en su particular persecución de los inmigrantes, luego de ordenar que se incluya en el cuestionario del censo nacional, por primera vez en más de medio siglo, una pregunta sobre el estatus de ciudadanía, para la elaboración del Censo 2020.

Hasta ahora, los 22 millones de inmigrantes que no tienen la ciudadanía no debían de preocuparse a la hora de rellenar el cuestionario; sin embargo, la nueva medida hará que muchos desistan de responder, especialmente los 11 millones de indocumentados, por temor a ser deportados, pero también muchos de los otros 11 millones que se encuentran legalmente en el país (aunque no son ciudadanos), por temor a que lleguen a ser expulsados arbitrariamente por culpa de esta nueva ola represora.

“Esto es un asalto”. Nada más conocer la nueva ofensiva de Trump, los estados con más inmigrantes, en riesgo de perder mucho dinero del presupuesto federal si muchos de sus habitantes dejan de aparecer en el Censo, anunciaron que demandarán a la Casa Blanca, ya que consideran que se trata de una medida anticonstitucional.

“Incluir la pregunta no es solo una mala idea, es contra la ley”, afirmó el fiscal de California, Xavier Becerra.

Según el fiscal, la pregunta, agregada este lunes por el Departamento de Comercio, pone en riesgo la incorporación en los datos estadísticos de la población total de Estados Unidos de “varios millones” de indocumentados que residen en el país. “Si no nos cuentan, no contamos”, agregó el fiscal hispano.

Becerra enfatizó que los recursos federales para los estados se distribuyen en proporción al total de la población registrada por el censo, que se efectúa cada diez años. Así, servicios públicos como la educación, la seguridad, la salud o el transporte reciben fondos federales de acuerdo con el número de personas que vive en cada estado.

Además de las consecuencias de presupuesto, un registro incompleto de la población tiene consecuencias políticas, ya que la Cámara de Representantes tiene 435 miembros que se reparten proporcionalmente a la población en los 50 estados del país.

Por tanto, se trata de “otro asalto más a los inmigrantes, a los latinos y al Censo 2020”, manifestó Arturo Vargas, director de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos.

“Agenda racial”. “Trump y los republicanos empujan una agenda racial y partidista que busca asustar y hacer invisibles a las comunidades inmigrantes”, criticó por su parte Tom Pérez, director del Comité Nacional Demócrata (DNC).
Pérez lamentó que ello “resultará en una cuenta inexacta de la población que costará recursos y representación [política] para estas comunidades a lo largo y ancho del país”.

Jerry González, director de Galeo, organización latina con base en Georgia, aseguró que la medida “está especialmente dirigida para crear miedo y confusión entre las comunidades inmigrantes”.

En febrero pasado, una coalición de una veintena de fiscales estatales, entre ellos Becerra, había advertido al secretario de Comercio, Wilbur Ross, que “una pregunta sobre ciudadanía violaría la Constitución de Estados Unidos y los estatutos federales”.

Incluso el anterior fiscal general de la nación, Eric Holder, dijo ayer que se trata de una “decisión irresponsable”.

 

Imprimir