Nacional

Otto Granados exige abstenerse de adjudicar contrataciones directas en la SEP

El secretario de Educación Pública (SEP), Otto Granados Roldán, manifestó que la institución realiza procesos de licitación abiertos y públicos.

Dijo que derivado de las recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en los procesos de contratación de la SEP se aseguran las mejores condiciones disponibles, y se administra con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez el gasto público.

El exgobernador de Aguascalientes dijo que indicó a la oficial mayor de la institución y a los titulares de los órganos desconcentrados que en las adquisiciones, arrendamientos, prestación de servicios y obras públicas, se abstengan de adjudicar contrataciones por adjudicación directa.

Dijo que les reiteró que los procesos se realicen como regla general a través de los procedimientos de contratación públicos y abiertos que establecen las leyes mencionadas, dando estricto cumplimento a oficio de la Secretaría de la Función Pública publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de noviembre de 2017.

Granados Roldán explicó de manera técnica los procedimientos y rutas reglamentarias que debería seguir la SEP, de acuerdo a lo que marca la ley.

En el oficio, recordó que en el informe general ejecutivo de la Cuenta Pública 2016, la Auditoría Superior de la Federación consideró que las contrataciones que se realizan al amparo del Artículo 1º mencionado ponen en riesgo la adecuada utilización de los recursos públicos; propician recurrencia de observaciones, y tienen un impacto económico y social considerable, ya que en algunas ocasiones presentan afectaciones al erario público, desfase entre los resultados esperados y los obtenidos, así con discrecionalidad en la toma de decisiones.

Adicionalmente, y a consecuencia de las auditorías realizadas a múltiples instituciones públicas, la Auditoría Superior ha señalado también que si bien las contrataciones realizadas al amparo del párrafo V del Artículo 1º de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público son legales, dicha excepción ha dado lugar a que se utilice como medio de elusión de los procedimientos licitatorios a que obliga la ley, siendo evidente en algunos casos que las instituciones contratistas fungen como meros comisionistas o intermediarios, e incluso se alejan del objeto legal para el que fueron creados.

Se menciona que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha recomendado que es indispensable en un contexto de creciente exigencia a las instituciones públicas para transparentar el ejercicio de los recursos públicos, se fortalezcan los mecanismos para hacer más claros los procesos de contratación pública, como una oportunidad para fortalecer la confianza en la integridad y eficiencia del Gobierno.

El Artículo 1º de la Ley de Adquisiciones señala: “Los contratos que celebren las dependencias, las entidades, o entre entidades, y los actos jurídicos que se celebren entre dependencias, o bien los que se lleven a cabo entre alguna dependencia o entidad de la Administración Pública Federal con alguna perteneciente a la Administración Pública de una entidad federativa, no estarán dentro del ámbito de aplicación” de las leyes en comento.

Imprimir