Héctor Astudillo

El gobernador de Guerrero, cliente frecuente ya del Abajo, no ha podido revertir la ola de violencia que priva en el puerto de Acapulco, tan es así que las grandes empresas de cruceros prefirieron atracar en otros puertos. Los datos de la Secretaría de Turismo son contundentes, al señalar que mientras en otras entidades el arribo de cruceros se incrementó hasta el 12 por ciento respecto el año pasado, Acapulco tuvo una caída del 44 por ciento. Un hecho lamentable.

Imprimir

Comentarios