Sucesos

Científicos podrían haber descubierto la forma de predecir sismos

Un grupo de científicos chilenos realizó un estudio que comprueba la existencia de una relación entre los terremotos y el comportamiento del campo magnético terrestre.

Foto: Archivo

Un grupo de científicos chilenos realizó un estudio que comprueba la existencia de una relación entre los terremotos y el comportamiento del campo magnético terrestre, por lo que en el futuro eventualmente los sismos podrían predecirse.

Los expertos del Departamento de Física de la Universidad de Chile realizaron en los últimos tres años una importante recolección y análisis de datos del comportamiento del campo magnético en el hemisferio sur de la Tierra.

El líder del estudio, Enrique Cordaro, explicó a periodistas que “encontramos que la protección que nos brinda el campo magnético de la Tierra contra las radiaciones del espacio está fuertemente relacionado con las placas tectónicas y con los terremotos”.

De esta forma, comprobaron que los terremotos ocurridos en el océano Indico en diciembre de 2004 (9.1 en la escala de Magnitud de Momento), en Chile en febrero de 2010 (8.8) y en Japón en marzo de 2011 (9.1) coinciden con una baja del campo magnético de la Tierra.

Los científicos dijeron que se trata de un primer paso en el trabajo de predecir los terremotos que sacuden al mundo y a Chile, considerado el país más sísmico del planeta por su ubicación en el “Cinturón de fuego del Pacífico”.

Detallaron que el estudio de la drástica disminución del campo magnético de la Tierra que existe en el Atlántico sur permitió comprobar que los cambios bruscos en sus parámetros se tradujeron en forma posterior en terremotos.

Los expertos comprobaron que, antes de los tres movimientos telúricos estudiados, se observaron cambios importantes en el campo magnético de la Tierra, bajas en los parámetros que finalizaron, en el caso de Chile en 2010, con un terremoto un mes después.

El grupo se concentrará ahora en estudiar con mayor detalle los tres últimos grandes terremotos ocurridos en Chile: en el Maule en 2010 (con una magnitud 8.8), en Iquique en 2014 (8.2) y en Illapel en 2015 (8.3) para comprobar su relación con una baja del campo magnético.

ijsm

Imprimir