Mundo

“Número dos” de la campaña de Trump se comunicó con sujeto ligado a la Inteligencia rusa

Rick Gates, en una imagen de archivo.

Rick Gates, “número dos” de la campaña electoral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comunicó en septiembre y octubre de 2016, justo antes de las elecciones presidenciales de noviembre, con un sujeto que, según el FBI, tiene lazos con los servicios de inteligencia rusos.

Esta acusación figura en un nuevo escrito judicial que presentó ayer ante la Corte del Distrito de Columbia el fiscal especial Robert Mueller, que investiga si el Kremlin y miembros de la campaña de Trump se coordinaron para influir en el resultado de las elecciones, en las que el republicano derrotó a la demócrata Hillary Clinton.

Según el fiscal especial, Gates mantuvo numerosas conversaciones telefónicas con este hombre ligado al Kremlin, que aparece identificado en el escrito como “persona A” y al que se describe como un exsocio de Gates y de Paul Manafort, jefe de campaña de Trump entre junio y agosto de 2016.

Mueller asegura que la “persona A” trabajó con Gates y Manafort en una de las campañas que hicieron a favor del gobierno prorruso de Víktor Yanukóvich en Ucrania.

Aún así, la investigación de Mueller indica que cuando Gates habló por teléfono con la “persona A”, éste ya no ocupaba el segundo puesto en el liderazgo de la campaña de Trump, sino que se ocupaba de las comunicaciones de la campaña con el Comité Nacional Republicano, el órgano ejecutivo del partido.

Gates y Manafort son dos de las figuras principales de la trama rusa porque hasta 2017 trabajaron para gobiernos extranjeros y lo ocultaron al gobierno.

Medios como The New York Times identificaron a esa “persona A” como Konstantin Kilimnik, el hombre de confianza de Manafort en Ucrania y que fue investigado por la Fiscalía ucraniana debido a sus posibles lazos con agencias rusas de Inteligencia.

Imprimir