Mundo

Donald echa a su jefe de Asuntos de Veteranos

David Shulkin.

Continúa la aparentemente interminable cadena de cambios en el gobierno de Trump. Tras la renuncia del jefe de Seguridad Nacional, el general McMaster, y la destitución del canciller Rex Tillerson, ayer el mandatario republicano anunció la salida de su jefe de Asuntos de Veteranos, David Shulkin, hasta hace poco, una de las figuras de más consenso de su gabinete.

La marcha de Shulkin se rumoreaba desde hacía semanas debido a que aceptó unos boletos para el torneo de tenis de Wmbledon en una gira por Europa, unos boletos que excedían el valor máximo que pueden aceptar en regalos los funcionarios de EU.

Y Trump propuso para ocupar el puesto al médico personal del presidente, el almirante Ronnie Jackson, que antes de trabajar para Trump ya lo hizo para Barack Obama y George W. Bush.

Imprimir