Cultura

Policía inicia proyecto de protección de patrimonio cultural

La Secretaría de Cultura del Gobierno de la República, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y la Comisión Nacional de Seguridad, mediante la Policía Federal y la División de Gendarmería, firmaron este miércoles 28 de marzo el convenio de colaboración Misión de Tutela del Patrimonio Cultural, en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología.

El convenio consiste en llevar a cabo acciones conjuntas entre las autoridades culturales y de la Policía Federal, como la identificación de bienes del patrimonio y su protección, con el fin de prevenir acciones como el coleccionismo ilegal y el saqueo de bienes patrimoniales, mediante operativos conjuntos que eviten el contrabando y campañas que generen conciencia entre la población sobre la importancia de proteger el patrimonio nacional.

“Con la firma de este convenio se pone en marcha un programa que protege un legado histórico que es identidad y orgullo de todos los mexicanos a través de acciones que unen las voluntades de las instituciones y los profesionales que delinean estrategias en la prevención de daños, delitos y robos a este legado”, señaló en el acto María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura.

Renato Sales Heredia, comisionado Nacional de Seguridad, afirmó que ese conjunto de bienes que nuestro país ha acumulado a lo largo de los años,  necesita de un cuerpo especial para su protección con la participación de especialistas del INAH y el INBA, pero además con la experiencia del Comando de Protección del Patrimonio de Italia, una de las primeras instituciones a nivel mundial creada especialmente para este fin, la cual mediante talleres ha capacitado a especialistas mexicanos en tareas de inteligencia para ejercer acciones de protección, resguardo y recuperación.

Mencionó que se ha creado una base de datos para saber qué bienes son susceptibles de robo, pero al mismo tiempo para facilitar su recuperación en las redes transnacionales dedicadas al robo y lucro de este patrimonio.

Imprimir