Ya se veía venir, la calificadora de deuda Moody’s rebajó la calidad crediticia de Tesla,  y cambió su perspectiva de estable a negativa, citando un “déficit significativo” en la tasa de producción del Modelo 3 y una situación financiera apretada. En el pasado, con poca competencia Tesla se convirtió en la armadora de autos consentida de Wall Street y a pesar de reportar constantes pérdidas la apuesta era fuerte. Hoy, con una competencia más cerrada se verá si Elon Musk, el CEO de Tesla y considerado casi un mago, puede convencer a los inversionistas para que le aporten 2.3 mil millones de dólares.

Moody’s bajó su calificación de familia corporativa en Tesla a B2 desde B2 y bajó su calificación en notas senior de la compañía a Caa1 desde B3. La calificación de liquidez de grado especulativo se redujo a SGL-4 de SGL-3. Tesla se negó a comentar sobre la rebaja de Moody’s. La otra gran calificadora de crédito S & P también tiene una nota B negativa en Tesla y una perspectiva negativa en agosto de 2017.

“Las calificaciones de Tesla reflejan el importante déficit en la tasa de producción del vehículo eléctrico Modelo 3 de la compañía”, dijo Moody’s en un comunicado. “La calificación de Tesla podría reducirse aún más si hay deficiencias en sus objetivos de producción actualizados del Modelo 3”.

Tesla de Elon Musk había planeado producir 5 mil sedanes modelo 3 a la semana para fines del año pasado, pero desde entonces ha eliminado esa meta en medio año.

Las acciones de los fabricantes de automóviles fueron levemente más bajas en las operaciones fuera de horario el martes. Cayeron un 8.2 por ciento durante el día a su nivel más bajo desde febrero de 2017 después de que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte tuiteó que estaba investigando un fatal accidente automovilístico de Tesla. Las acciones han bajado un 28 por ciento desde su máximo histórico alcanzado en septiembre y en el mercado bajista.

El precio del bono basura de 8 años de Tesla, que vence en 2025, cayó a su nivel más bajo desde su emisión en agosto. Llegó a 90.8 centavos el pasado martes justo antes del anuncio de Moody’s, según IHS Markit.

Tesla recaudó 1,800 millones de dólares más de lo esperado en agosto por esa oferta de bonos basura para financiar la producción acelerada de su sedán Modelo 3, a pesar del escaso apetito de los activos de riesgo en ese momento.

Los operadores han apostado fuertemente en contra de los bonos del fabricante de automóviles eléctricos en medio de las crecientes preocupaciones sobre la capacidad del fabricante de automóviles eléctricos para cumplir sus objetivos de producción. El noventa y nueve por ciento de la oferta prestable para poner en cortocircuito el bono de alto rendimiento de Tesla se ha utilizado

Tesla tenía  3.4 mil millones en efectivo y valores al final del año pasado, y  1.9 mil millones a través de su facilidad de préstamos basada en activos, dijo el comunicado de Moody’s.

juliobrito@cronica.com.mx

jbritoa@yahoo.com

Twitter: @abritoj

Imprimir

Comentarios