Valorar las contribuciones de la sociedad civil

Cecilia Téllez Cortés

La sociedad civil y su actuación a lo largo de años recientes entró esta semana a las reyertas de la agenda electoral.

Mientras el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, aseguró sentir desconfianza de todo lo que llaman sociedad civil, ayer el presidente Enrique Peña Nieto advirtió acerca de los riesgos de cerrar canales a ésta.

“En muchos casos, son voces ciudadanas las que señalan áreas de oportunidad, denuncian abusos o generan valiosas propuestas de políticas públicas en favor de los derechos fundamentales”, dijo el mandatario.

Reunido con el ombudsman nacional, Raúl González, en ocasión de la entrega de su informe anual 2017 al frente de la CNDH, el mandatario admitió que a veces hay diferencias y opiniones distintas, pero es a partir de ello que el Estado mexicano en su conjunto debe valorar estas contribuciones y continuar abriendo espacios para la activa participación de la sociedad civil.

Sostuvo que “un gobierno que respeta, escucha y trabaja con la sociedad civil, es un gobierno que comprende que la verdadera democracia se construye mediante un diálogo permanente con los ciudadanos”.

Asimismo, que una sociedad civil dinámica enriquece a México, y que cerrarle espacios de participación a la sociedad civil “significaría perder una de las fuerzas de cambio más poderosas con las que cuenta nuestro país”.

Las declaraciones del Jefe del Ejecutivo se conocen días después de que el tabasqueño expresara que desconfía de la sociedad civil en un debate con Carlos Marín, Azucena Uresti, Carlos Puig, Jesús Silva- Herzog, Héctor Aguilar Camín y Juan Pablo Becerra Acosta, transmitido en Milenio Televisión.

López Obrador dijo que las iniciativas o instituciones impulsadas por la sociedad civil, son una simulación.

Objeta que simulan independencia, pero acusa que en realidad sirven a su llevada y traída “mafia del poder”. Si fuera honesto recordaría que a algunos integrantes él ya los perdonó y los acogió en las filas de su partido, Morena.

De la sociedad civil ha surgido el Sistema Nacional Anticorrupción, y en un acto “de generosidad” ha dicho que lo toleraría, pero que no le gusta. ¡Ah, pues muchas gracias!

Detrás de esa declaración se encuentra alguien que no admite un comportamiento distinto a la incondicionalidad, no admite contrapesos. Es su verdad y nada más.

Desdeña a la sociedad que le exige que trabaje. Pero de inmediato los califica de vendidos al poder.

Si bien falta mucho para que la sociedad civil sea un verdadero contrapeso al aparato del poder, es cierto que durante el presente sexenio avanzó más que otras gestiones administrativas y su inclusión permanente en el Consejo Nacional de Seguridad Pública es tan solo una muestra de ello.

No es la primera vez que el tabasqueño muestra desdén por la sociedad civil. Cuando se convocó a la gran marcha por la seguridad, ante el hartazgo de la sociedad civil frente a los escasos resultados en la materia, López Obrador vio la dimensión y descalificó a sus participantes con el mote de “acudieron puros pirruris”.

La sociedad civil ha sido, con mucho, una fuerza transformadora. Aun si el tabasqueño dice que al malinterpretar sus declaraciones nos quieren asustar a los mexicanos. Lo cierto es que él debería empezar por valorar las contribuciones de esa sociedad civil.

ENTRESIJOS.- El próximo lunes, el vocero del gobierno federal, Eduardo Sánchez, y el titular del ISSSTE, Florentino Castro, harán el lanzamiento formal de la aplicación ISSSTE Móvil, disponible en iOS y Android para derechohabientes y público en general, la cual tiene como propósito ampliar el acceso a sus prestaciones, ya que podrán agendar y cancelar citas médicas, solicitar préstamos personales, descargar talones de pago de pensionados y jubilados, monitorear las Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil… El TEPJF determinó que no es necesario que Cuauhtémoc Blanco solicite licencia definitiva al cargo de presidente municipal de Cuernavaca, para contender como candidato al gobierno del estado de Morelos. Basta con la licencia corta de 90 días y lo substituiría el síndico, de tal forma que puede regresar al cargo de presidente municipal... Este jueves, Miguel Ángel Mancera dejará el cargo de jefe de Gobierno de la Ciudad de México para iniciar recorridos por diferentes estados del país a fin de reforzar la campaña de la coalición Por México al Frente y su mano derecha en esta nueva encomienda seguirá siendo Luis Serna Chávez, quien fuera su secretario particular. Ambos iniciaron la idea del Frente con el planteamiento del Cuarto Polo, que pretendía aglutinar las ideas de todos los actores políticos que desearan sacar adelante al país. Mancera aseguró que trabajará de forma cercana a la gente.

 

@cecitellez

cetece@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios