La Esquina

Sería engañoso suponer que México tiene un balance favorable en materia de derechos humanos en los últimos años. Los avances distan de ser suficientes, porque hay zonas del país en donde no prevalece el estado de derecho y, a veces, ni siquiera hay presencia real del Estado. Es una tarea en la que sociedad civil y gobiernos deben apurarse, para evitar que crezca la desconfianza en las instituciones democráticas.

 

Imprimir

Comentarios