Nacional

Cardenal Aguiar Retes propone cambios en seminarios contra pederastia

El Cardenal consideró que hay que adecuar la formación sacerdotal "para que se curen esas heridas y pueda ser entonces un hombre con madurez humana afectiva y no incida en situaciones dolorosas como las que vemos de la pederastia. Entonces, la madurez humana afectiva, es fundamental”, acotó.

El cardenal Carlos Aguiar Retes pidió a los sacerdotes de la Arquidiócesis de México reunidos en Catedral Metropolitana fomentar la palabra de Dios en todos los laicos y promover la unidad pastoral, y adelantó que ya se buscan reformas a la formación sacerdotal.

Al encabezar la misa de Jueves Santo, en la cual consagró el Santo Crisma y bendijo los óleos que son utilizados en el bautizo, la confirmación, la ordenación de los sacerdotes y obispos, así como en caso de enfermedad, expuso que la Iglesia necesita de más sacerdotes.

En la celebración que se prolongó por más dos horas, informó que ya habló con autoridades del Seminario Conciliar sobre la necesidad de realizar una serie de reformas en cuanto a la formación sacerdotal, tratando de responder a un doble llamado.

Recordó que antes, cuando ingresaban al Seminario pedían que los aspirantes vinieran del matrimonio con sacramento y católico, y actualmente las vocaciones sacerdotales vienen de hijos de madres solteras y de padres separados, incluso huérfanos que quedaron en un asilo.

Indicó que la experiencia que marca la vida es la cuna de la familia; “tenemos que sanar muchas heridas porque esos chicos, esos jóvenes sí tienen vocación. Yo lo he visto en Tlalnepantla, lo he visto en Texcoco (…) Sí hay vocación, pero traen heridas y para eso está Jesús, para sanarlas”.

Sin embargo, consideró que hay que adecuar la formación sacerdotal "para que se curen esas heridas y pueda ser entonces un hombre con madurez humana afectiva y no incida en situaciones dolorosas como las que vemos de la pederastia. Entonces, la madurez humana afectiva, es fundamental”, acotó.

De lo que se trata, subrayó el cardenal, es ver de qué forma se acompaña estos procesos o quiénes acompañamos estos procesos iniciales y cómo se le da seguimiento en las siguientes etapas de la formación sacerdotal.

Aclaró que la formación del sacerdote es precisamente para ser pastor no profesor, “es muy importante los estudios, sí. Dar cuenta de lo académico es una herramienta, pero no es para que seamos profesores de universidades sino para ser pastores".

Antes de la homilía, Aguiar Retes rechazó que la Arquidiócesis de México vaya a realizar auditorías a todas las parroquia.

Explicó que a partir del 9 de abril próximo se realizará un levantamiento de información a cargo de una empresa profesional, semejante a una auditoría, pero no sólo en lo económico, sino en todo lo administrativo, de las instancias diocesanas y vicariales; “eso fue lo que yo dije”, apuntó.

Al final de la misa, el clérigo impartió, junto con los sacerdotes de las ocho Vicarías en que eclesiásticamente se divide la Arquidiócesis de México, una bendición colectiva a los fieles reunidos en el atrio metropolitano en un día en que se recuerda la institución del sacerdocio.

Imprimir