Mundo

Rusia devuelve el golpe a EU y expulsa a 60 diplomáticos

“Rusia ha tomado un camino lamentable frente a nuestras medidas perfectamente justificadas”. Antonio Guterres alerta que se está llegando a una situación “muy similar a la Guerra Fría”

El canciller ruso Serguéi Lavrov.

Rusia devolvió ayer el golpe a Estados Unidos con la expulsión de 60 de sus diplomáticos como represalia por una decisión similar adoptada por Washington en el caso del envenenamiento en el Reino Unido del espía doble Serguéi Skripal. Los diplomáticos, que han sido declarados persona non grata según “un principio de reciprocidad”, tendrán hasta el 5 de abril para abandonar territorio ruso.

Además, Moscú retiró el permiso para operar al consulado general estadunidense en San Petersburgo, la segunda ciudad del país, cuyos empleados disponen de dos días para devolver el local que les fue cedido por las autoridades locales.

La cancillería rusa convocó al embajador de EU en Moscú, John Huntsman, para comunicarle las medidas y también le entregó una “nota de protesta por las indignantes e infundadas exigencias” de que 60 diplomáticos rusos abandonen ese país por el caso Skripal.

En cuanto a la respuesta del Kremlin a la expulsión el pasado lunes de diplomáticos rusos de una treintena de países occidentales, en solidaridad con Reino Unido, el canciller Serguéi Lavrov aseguró que habrá noticias en los próximos días. Esto significará, la expulsión de unos 150 diplomáticos de países como Alemania, Francia, España, Italia, Canadá, Australia o Ucrania, además de los 23 británicos que ya expulsó en su momento.

“Es lamentable”. La portavoz del Departamento de Estado de EU, Heather Nauert, tildó de “lamentable” la expulsión y aseguró que “Rusia ha tomado un camino lamentable frente a nuestras medidas perfectamente justificadas”.

Nauert consideró que la respuesta del Kremlin carece de sentido puesto que fue Moscú quien, en último término, provocó la expulsión de sus funcionarios al llevar a cabo un “irresponsable ataque” con agentes químicos en suelo británico.

“Rusia no tiene por qué actuar como una víctima (...). Las únicas víctimas aquí son las que en estos momentos se encuentran en el hospital”, dijo Nauert.

“Muy preocupado”. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se mostró “muy preocupado” por la crisis diplomática provocada por el caso Skripal, que habría desembocado en una situación que él comparó con la Guerra Fría, aunque ni siquiera en tiempos del más profundo antagonismo entre EU y la antigua Unión Soviética ambas potencias llegaron a tomar medidas diplomáticas de tal calibre.

 

Imprimir