Trastorno bipolar: Entre la euforia y la depresión. | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 30 de Marzo, 2018

Trastorno bipolar: Entre la euforia y la depresión.

Desestigmatizar la enfermedad y el apoyo psicosocial son esenciales en el tratamiento del paciente.

Trastorno bipolar: Entre la euforia y la depresión. | La Crónica de Hoy
Los síntomas bipolares afectan relaciones en todos los ámbitos

El 30 de marzo se conmemora el Día Mundial del Trastorno Bipolar, día del nacimiento de Vincent Van Gogh, quien fue diagnosticado póstumamente como probable portador de un trastorno bipolar.

La visión del día es generar conciencia mundial sobre los trastornos bipolares y eliminar el estigma social asociado al padecimiento.

A través de la colaboración internacional, el objetivo es proporcionar información sobre los trastornos bipolares a la población mundial, para así mejorar la educación y la sensibilidad hacia esta enfermedad.

El trastorno bipolar es una enfermedad grave del cerebro. También se conoce como enfermedad maníaco-depresiva o depresión maníaca.

Las personas con trastorno bipolar tienen cambios inusuales en el estado de ánimo. A veces se sienten muy felices y “animados” y son mucho más enérgicos y activos de lo habitual. Esto se llama un episodio maníaco. Otras veces, las personas con trastorno bipolar se sienten muy tristes y “deprimidos”, tienen poca energía y son mucho menos activos de lo normal. Esto se conoce como depresión o un episodio depresivo.

Los “altibajos” del trastorno bipolar no son iguales que en las personas que no padecen esta enfermedad. Los cambios en el estado de ánimo son más extremos y vienen acompañados de cambios en el sueño, el nivel de energía y la capacidad de pensar con claridad.

Los síntomas bipolares son tan fuertes que pueden perjudicar las relaciones familiares, laborales y sociales.  Esta enfermedad también puede ser peligrosa. Algunas personas con trastorno bipolar intentan hacerse daño o suicidarse.

Los “episodios anímicos” del trastorno bipolar incluyen cambios inusuales en el estado de ánimo conjuntamente con cambios inusuales en los hábitos de dormir, niveles de actividad, pensamientos o comportamiento. Las personas con trastorno bipolar pueden tener episodios maníacos, episodios depresivos o episodios "mixtos". Un episodio mixto incluye síntomas maníacos y síntomas depresivos y su duración puede ser variable.

Las personas que están teniendo un episodio maníaco pueden:

  • Sentirse muy “animadas” o felices
  • Sentirse “nerviosas” o “aceleradas”
  • Tener problemas para dormir
  • Ser más activas que de costumbre
  • Hablar muy rápido sobre muchas cosas diferentes
  • Estar agitadas, irritables o muy sensibles
  • Sentir que sus pensamientos van muy rápido
  • Pensar que pueden hacer muchas cosas a la vez
  • Hacer cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo de manera imprudente

Las personas que están teniendo un episodio depresivo pueden:

  • Sentirse muy “decaídas” o tristes
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Sentirse cómo que no pueden disfrutar de nada
  • Sentirse preocupadas o vacías
  • Tener problemas para concentrarse
  • Olvidarse mucho las cosas
  • Comer demasiado o muy poco
  • Sentirse cansadas o sin energía
  • Tener dificultad para dormirse
  • Pensar en la muerte o el suicidio

El trastorno bipolar se puede presentar en cualquier persona. Con frecuencia, los síntomas comienzan a presentarse en la adolescencia tardía o la adultez temprana, pero pueden presentarse en los niños y en los adultos mayores también. Por lo general, la enfermedad dura toda la vida.

Los médicos no saben cuál es la causa del trastorno bipolar, pero hay varias cosas que pueden contribuir a la enfermedad. Los genes familiares pueden ser un factor, ya que el trastorno bipolar se puede dar en familias. Sin embargo, es importante saber que sólo porque alguien en su familia tiene el trastorno bipolar, no significa que otros miembros de la familia también lo tendrán.

Por ahora, no hay cura para el trastorno bipolar, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. La mayoría de las personas pueden obtener ayuda para controlar los cambios en el estado de ánimo y los problemas de comportamiento. El tratamiento funciona mejor cuando es constante y no se lo interrumpe. Las opciones de tratamiento incluyen: medicamentos, terapia u otras terapias como la electroconvulsiva.

Lo primero que puede hacer es ayudar a su amigo o familiar a consultar a un médico y obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado. Es posible que usted tenga que hacer la cita y acompañarle al médico. A continuación, le indicamos algunas cosas que puede hacer para ayudar:

  • Tenga paciencia
  • Anime a su amigo o familiar a que hable y escúchelo detenidamente
  • Sea comprensivo con respecto a sus episodios anímicos
  • Ayúdelo a que se divierta
  • Recuérdele que el tratamiento correcto le puede ayudar a mejorar.

Causas y tratamiento de la bipolaridad

Datos de la conmemoración

  • Se conmemora el 30 de marzo, día del nacimiento del pintor Vincent Van Gogh, quien fuera diagnosticado póstumamente como probable paciente de un trastorno bipolar.
  • Es una iniciativa de la Red Asiática de Trastorno Bipolar, la Fundación Internacional Bipolar y la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares.
  • El objetivo es ofrecer información acerca del trastorno bipolar para mejorar la educación y sensibilidad sobre la enfermedad, pues la estigmatización todavía impide el diagnóstico oportuno y tratamiento eficaz.

Prevalencia mundial

  • El trastorno bipolar afecta hasta 2% de la población a nivel mundial (pudiendo llegar a 5% al considerar a algunos pacientes con rasgos bipolares).
  • Es considerada la sexta causa de discapacidad en el mundo.
  • En los países de ingresos altos, entre 35 y 50% de las personas con trastornos mentales graves no recibe tratamiento.
  • En los países de ingresos bajos y medios, la cifra se eleva a entre 76 y 85%.

Prevalencia en México

  • En México, cerca de 1% de la población padece bipolaridad.
  • Las personas con este padecimiento enfrentan mayor riesgo de caer en adicciones, ya que hasta 60% pueden ser adictos al alcohol, drogas o tabaco.
  • Una persona con trastorno bipolar tiene 90% de posibilidades de heredar la enfermedad a sus hijos.
  • En 2017, este padecimiento se ubicó dentro de los cinco problemas de salud mental más comunes en la consulta externa del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez, de la Ciudad de México, al representar 15% de las 34 mil 300 consultas que se atendieron ese año (después de la esquizofrenia y los trastornos de ansiedad y  personalidad).

Impacto de la innovación en la atención del trastorno bipolar

  • En Estados Unidos, las compañías de investigación biofarmacéutica desarrollan actualmente 119 medicinas para mejorar la vida de más de 61 millones de pacientes afectados por desórdenes de salud mental en ese país.
  • De ese gran total, al menos 5 están orientadas específicamente al tratamiento del trastorno bipolar.
  • Los desórdenes de salud mental en aquel país representan más de 317 mil millones de dólares al año por concepto de salarios perdidos, gastos de atención médica y costos por discapacidad.

Imprimir