Mundo

Rusia declara la guerra fría a Occidente al expulsar a 59 diplomáticos de 23 países

Rusia declara la guerra fría a Occidente al expulsar a 59 diplomáticos de 23 países

En abierto desafío a los gobiernos que consideran a Rusia el directo responsable del envenenamiento del exespía Serguéi Srkipal y su hija Yulia, en el Reino Unido, ayer Moscú declaró la guerra fría a occidente, al comunicar la expulsión de 59 diplomáticos de 23 países, en su mayoría de la Unión Europea (UE), que se solidarizaron con el Reino Unido por este caso, reportan medios internacionales.

Los embajadores de 23 países, entre ellos Alemania, Francia, España, Australia, Canadá y Ucrania, fueron convocados a la Cancillería y se les entregaron “notas de protesta” por las “medidas inamistosas” adoptadas contra Rusia.

El envenenamiento unió a gran parte de Occidente para tomar medidas contra lo que considera la política hostil del presidente Vladimir Putin. Rusia rechaza la acusación de que estuvo detrás del ataque y sostiene que son parte de un complot de Occidente para sabotear las relaciones Este-Oeste.

RESPUESTA. En respuesta a la expulsión en días pasados de diplomáticos rusos por el envenenamiento de Srkipal, Moscú declaró ayer persona non grata a idéntico número de funcionarios de las sedes diplomáticas de los países occidentales.

En particular, Rusia expulsó a un diplomático de países como Suecia y Rumanía; a dos de España, Italia y Holanda; a tres de República Checa y Lituania; a cuatro de Alemania, Canadá y Francia.

Rusia ya había citado la noche del jueves al embajador de EU, John Huntsman, para informarle de la expulsión de 60 diplomáticos estadunidenses y el cierre del consulado general en San Petersburgo, la segunda ciudad rusa.

TENSIÓN. A esto hay que sumarles los 23 funcionarios británicos expulsados en su momento, además de que ayer se supo que Londres tendrá un mes para reducir su personal diplomático a los niveles que tiene Moscú en el Reino Unido.

Aunque era un secreto a voces que Rusia respondería de manera simétrica a Occidente, la medida ha provocado una nueva escalada de la tensión diplomática entre ambas partes que ha llevado al propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a alertar de una nueva Guerra Fría.

 

Imprimir