Alumna de la UAM crea recubrimiento para metales 35% menos contaminante | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 30 de Marzo, 2018

Alumna de la UAM crea recubrimiento para metales 35% menos contaminante

El desarrollo de Jannet Galván Acosta puede ser usado en las industrias automotriz y de la construcción. La corrosión causa pérdidas económicas cuantiosas a las empresas, añade

Alumna de la UAM crea recubrimiento para metales 35% menos contaminante | La Crónica de Hoy
Jannet Galván es estudiante del noveno trimestre de Ingeniería en Recursos Hídricos, en la UAM-Unidad Lerma.

La estudiante de Ingeniería en Recursos Hídricos, Jannet Galván Acosta, de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Lerma, creó un recubrimiento anticorrosivo para superficies metálicas que es 35 por ciento menos contaminante que otros recubrimientos porque el tinte usa agua como base, en lugar de solventes. La barrera física anticorrosiva puede ser usada en la industria automotriz y de la construcción, como explicó la inventora y su asesor académico, el doctor Yuri Reyes, de la UAM-Lerma.

Con el trabajo Caracterización electroquímica de películas híbridas obtenidas de dispersiones base agua, la estudiante del noveno trimestre de Ingeniería y su asesor, el doctor Yuri Reyes Mercado, profesor del Departamento de Recursos de la Tierra, ganaron el segundo lugar en la Feria de Ciencias e Ingenierías 2017, convocada por el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología.

Galván Acosta dice que la corrosión causa pérdidas económicas cuantiosas porque obliga a renovar de modo constante las piezas metálicas en diferentes industrias o darles mantenimiento.

Entre los métodos existentes para proteger los componentes metálicos, uno eficiente es la aplicación de una barrera física mediante pintura con la que se recubren de manera normal. Ese método usa base de pintura disolvente  con el inconveniente de que provoca daño elevado al entorno, al que se incorpora una vez que seca la pintura.

Por ese motivo el objetivo de la investigación fue obtener una película con una dispersión base agua para evitar afectaciones y disminuir la inversión, ya que representaría 25 por ciento del costo de una de base disolvente, en tanto que para lograr la eficiencia, elaboraron un compuesto híbrido combinando el polimérico del recubrimiento con cemento portland blanco, lo que registra  rendimientos mayores que sólo con el polimérico base agua.

“Caracterizamos este revestimiento para demostrar que la adherencia de un segundo elemento a uno base agua aumenta la eficacia en cuanto a la defensa del metal, con un impacto en el hábitat mucho menor y a un coste más bajo, debido a que eliminamos el deterioro en 35 por ciento”, subrayó Galván Acosta.

QUÍMICA DE UN RECUBRIMIENTO. Un esmalte común posee cerca de 40 por ciento de toluenos y xilenos, que al emitirse a la atmósfera generan compuestos orgánicos volátiles (COV), es decir, dos quintas partes de cada litro se dispersarán, mientras que el uso del vital líquido arroja ventajas por sus características de inocuidad y porque se evapora.

Por todo esto, el propósito fue incrementar las propiedades de los recubrimientos con la adición del cemento blanco portland, con lo cual se probó además “que una modificación pequeña a las formulaciones comerciales da un revestimiento más adecuado para el medio, pero sin disminuir las características de protección”.

Otra particularidad de la investigación citada por la alumna consistió en que al añadir un segundo componente “empezamos a conocer la estructura del polimérico: imaginemos bolitas de polímeros y entre ellas espacios libres por los que entran elementos agresivos del ecosistema –lluvia y humedad– que causan corrosión”.

Al agregar el cemento blanco portland “quisimos tapar los conductos libres para evitar que los factores dañinos se incrustaran al metal y provocaran la reacción” referida, así que al adoptar este ingrediente se efectuaron pruebas para confirmar que la película híbrida obtenida era eficiente en cuanto a defensa.

Para determinar cómo opera un recubrimiento en un espacio determinado habría que estar en éste, lo cual podría llevar años sin retroalimentación para cambiar una formulación, pero el aporte galardonado resulta útil también en metales utilizados para la herrería de las casas, automóviles y puentes, precisó el doctor Reyes Mercado.

Con el fin de mejorar los experimentos, alumna y maestro implementaron la técnica de espectroscopia de impedancia electroquímica y así conocieron más a detalle los mecanismos involucrados sobre cómo funciona la película, por ejemplo, si absorbe el fluido, si es un aislante y cuánto tiempo puede durar en condiciones adversas, entre otros factores.

Imprimir