La Esquina

Un fin de semana que debió ser tranquilo, se vio ensombrecido por la violencia que la delincuencia se empeña en generar. Es un lastimoso recordatorio de los pendientes que debemos atender y que habrán de ser parte del cruce de ideas en el periodo electoral. La tranquilidad ciudadana, el derecho a vivir en paz, es un objetivo central que todos, desde nuestra posición, tendremos que apoyar.

 

Imprimir

Comentarios