Cardenal Carlos Aguiar celebra misa Vigilia Pascual | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 31 de Marzo, 2018

Cardenal Carlos Aguiar celebra misa Vigilia Pascual

Cardenal Carlos Aguiar celebra misa Vigilia Pascual | La Crónica de Hoy

El Cardenal Carlos Aguiar Retes resaltó que el ser humano, como hijo de Dios, el creyente en Jesucristo “podrá tener un corazón de carne sensible que descubra en el otro a su hermano, y que con él forme comunidad y forme pueblo en una convivencia fraternal para compartir lo que sé es y lo que se tiene”.

Aseveró que para poder entender la transformación de un corazón de piedra a uno de carne, debemos recordar que el ser humano está integrado por mente y corazón, y nos sirve la mente para razonar, nos sirve el corazón para ser sensibles y darle su lugar a los sentimientos y a los afectos.

La sabiduría de la que hablaba el profeta Baruc, consiste en el equilibrio de estas dos potencias que tiene el ser humano: ni dejarnos sólo por la mente volviéndonos meramente racionales exigentes en el cumplimiento según nuestra interpretación de la realidad y de nuestra ideología que siempre nos contará con los demás ni tampoco dejarnos seducir por los sentimientos y afectos sin un orden sin una orientación sin un sentido. Mente separada del corazón, o corazón separado de la mente terminan siempre en un corazón de piedra incapaz de descubrir en el otro al hermano”, así lo señaló durante su sermón, en la misa de Vigilia Pascual, que se prolongó por más de dos horas, ceremonia en la que poco más de 20 personas renovaron sus promesas bautismales y se confirmaron.

En punto de las ocho de la noche, y en absoluta obscuridad, inició en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, la homilía de la Vigilia de Pascua, en la que el Arzobispo Primado de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, apenas alumbrados con algunos cirios.

En una catedral repleta de fieles, en la que reinaba la obscuridad, y apenas deslumbraban algunos flashazos de fieles o fotógrafos de medios de comunicación se escuchaba “…levantemos el corazón….lo tenemos levantado hacia el señor…”

Se relataba la historia, “esta es la noche en la que sacaste de Egipto a los israelitas nuestros padres y los hiciste pasar a pie el Mar Rojo…. esta es la noche en que la columna de fuego, esclareció las tinieblas del pecado…. Esta es la noche que a todos los que creen en cristo por toda la tierra los arranca de los vicios del mundo y de la oscuridad del pecado… los restituye a la gracia y los agrega a los santos… esta es la noche en la que rotas las cadenas de la muerte cristo asciende victorioso del abismo…

Terminados los cánticos, el cardenal Aguiar Retes pidió en esta Vigilia Pascual meditar como en la antigua alianza Dios salvo a su pueblo, y en la plenitud de los tiempos envió al mundo a su hijo para que nos redimiera “oremos para que Dios lleve a su plenitud la obra de la redención realizada por el ministerio pascual”.

Al filo de las 21:20 de la noche, el purpurado aseveró que “la obra de la humana salvación que todo el mundo vea y reconozca que los caídos se levantan, que se renueva lo que había envejecido, y que por obra de Jesucristo todas las cosas concurren hacia la unidad que tuvieron en el origen el que vive y reina por los siglos de los siglos”, en ese momento, se encendieron las luces de la Catedral, en señal de que las puertas de la Gloria se habían vuelto a abrir toda vez que Jesucristo había resucitado.

 

Imprimir