Nacional

Escuchemos al cuerpo: inexplicable pérdida de peso debe conducirnos al especialista

El cuerpo habla y debemos aprender a escucharlo. Si alguna persona comienza a presentar síntomas como repentina e inexplicable pérdida de peso, dolor de abdomen o recto, la sensación de no haber evacuado en forma adecuada, cambios en el hábito intestinal, es decir, tener diarrea o estreñimiento, es momento de acudir de manera inmediata con un especialista, advirtió la doctora Angélica Hernández, jefa del departamento de endoscopía del  Instituto Nacional de Cancerología (InCan), dependiente de la Secretaría de Salud.

Previo al Día Internacional del Cáncer Colorrectal –que se conmemoró este 31 de marzo–, en entrevista con Crónica, la especialista advirtió que estos son los principales síntomas del cáncer de colon y recto y muchas veces los pacientes lo confunden con hemorroides, al percatarse de sangre en heces,  “y materia fecal delgada son síntomas que ninguna persona debe pasar por alto y acudir de inmediato a los servicios médicos a una valoración. Puede tratarse de cáncer”.

Reconoció que de momento no hay una causa específica que se relacione con este padecimiento, pero hay muchas asociaciones: obesidad y sobrepeso, problemas que cada día son más frecuentes no sólo en cáncer colorrectal sino en muchos otros tipos de cáncer.Puntualizó que un paciente joven podría confundir esta neoplasia con hemorroides si presenta sangrado al evacuar, pero no en un adulto “las hemorroides pueden sangrar pero no a los 60 años, cuando esto sucede a esa edad, lo mejor es pensar mal e ir con el especialista”, insistió.

 La anemia es otro síntoma, porque es muy raro anemia por desnutrición en un adulto, y eso se debe a que hay pérdida sanguínea oculta y se deben encontrar las causas.

LA ALIMENTACIÓN. La obesidad en la actualidad es un problema muy importante, porque es un proceso inflamatorio crónico, es decir, es una enfermedad que está produciendo diversas complicaciones en diferentes partes del organismo, por lo cual es una condición que se debe combatir. Otro factor es el sedentarismo, qué van muy de la mano con la obesidad, así como evitar el tabaquismo, por el importante número de sustancias carcinógenas que contiene.

En el norte del país, indicó, es más frecuente este tipo de lesiones porque tal vez la dieta puede ser menos natural, y más refinada, en cambio en el sur no es un problema importante. Quizá porque la gente del norte está optando más por alimentos refinados o que llevan mucho tiempo congelados, o con conservadores,  y el problema es quizá la falta de tiempo, que la gente está muy occidentalizada, “meten la comida al horno de microondas y ya está”.

LAS ACCIONES. Con el objetivo de atender a esta población que está en riesgo, la doctora Hernández Guerrero recordó que el pasado día 21 del mes en curso se abrió la primera clínica en el país para la detección temprana de cáncer colorrectal, a personas de 50 a 75 años, con el enorme beneficio de que está abierta para la población en general.

A unos cuantos días de haber iniciado operaciones, dijo la doctora Angélica Hernández, la respuesta ha sido muy favorable, pues se atiende a un promedio de 10 pacientes por día y el llamado, resaltó, es que la gente acuda a checarse y ver que su salud esté bien.

Es muy importante que la gente se concientice y acuda a hacerse esta prueba que no es invasiva y los resultados pueden permitir salvar vidas, “la diferencia entre encontrar una lesión avanzada y una incipiente es del cielo a la tierra, ya que en la actualidad el 80 por ciento de los pacientes que llegan al instituto de Cancerología son en etapas avanzadas y lo queremos es revertir eso, y que ese 80 por ciento se conviertan en detecciones oportunas”.

Para la prueba, el paciente toma una muestra en su casa y la lleva a la clínica para la detección temprana del cáncer colorrectal, en donde es analizada: si sale positiva, quiere decir que hay sangre aunque no se vea, y puede tener una lesión maligna que se llaman pólipos, y para descartar ese riesgo, se le hace una colonoscopia, que permite detectar el cáncer a tiempo.

El aparato donde se corren estas pruebas, el resultado está como en una hora y cuenta con una capacidad para analizar hasta 200 muestras al mes. En los primeros días de que comenzó a operar la clínica de detección temprana, han comenzado a llegar en promedio 10 pacientes por día, pero se espera que la demanda aumente y en esa medida la capacidad de respuesta con un mayor número de pruebas disponibles también se incrementará

La prueba se hace en personas de 50 años o más, porque a esa edad, explicó, es cuando se registra el “pico”, más importante en este tipo de lesiones y resaltó que este tipo de lesiones premalignas que se llaman pólipos y pueden tardar en crecer y desarrollarse alrededor de 6 años y si nosotros iniciamos el chequeo a los 50 años podremos detectar la gran mayoría de este tipo de lesiones, y entonces hablamos de que estamos salvando vidas, de manera muy oportuna, aseveró.

Imprimir