La Semana Santa se mantiene viva - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 31 de Marzo, 2018
La Semana Santa se mantiene viva | La Crónica de Hoy

La Semana Santa se mantiene viva

Carlos Villa Roiz

Con celebraciones religiosas divididas ­entre la Catedral Metropolitana y la Basílica de Guadalupe, el cardenal Carlos Aguiar ­Retes, Arzobispo Primado de México, ­encabezó los rituales de la Semana Santa con la participación de sus ocho obispos auxiliares, ­numerosos sacerdotes y fieles.

La piedad popular se desborda por lo general en ­estas fechas. Prevalece la costumbre de montar los altares de Dolores; comprar a los artesanos palmas tejidas con distintas formas el Domingo de Ramos, y el Jueves ­Santo es frecuente la visita de las Siete Casas, una ­costumbre aún vigente y que es mucho más notoria en los ­templos del Centro Histórico porque están más ­cercanos unos de otros.

La Representación de la Pasión de Cristo va mucho más allá de la que se realiza en Iztapalapa, adonde acuden para presenciarla dos millones de personas y que cuenta con una tradición escénica de más de un siglo, pues  nunca se ha interrumpido, ni siquiera durante la etapa revolucionaria.

En realidad, en la Ciudad de México son más de 184 ­escenificaciones masivas las que se han podido contabilizar con el apoyo de la oficina de Asuntos Religiosos de la Ciudad, las delegaciones políticas y las 8 vicarías episcopales de la arquidiócesis, entre las que se pueden citar Cuajimalpa, Xochimilco, Milpa Alta, ­Tláhuac, ­como escenarios, y otras más en los reclusorios, ­por ejemplo en el Varonil Oriente, en donde participan los presos y sus familiares.

En el Centro de la Ciudad de México, durante 17 años se ha escenificado la Pasión de Cristo con textos bíblicos del padre José de Jesús Aguilar Valdés, y este año, el viacrucis arrancó de la parroquia Regina Coeli, ­ubicada en la esquina de Regina y Bolívar, y terminó en la plancha del Zócalo.

También es famoso el viacrucis con imágenes piadosas y artísticas que se realiza en la Colonia Roma, a la  cual asisten unas 20 mil personas, que parte de la parroquia de la Sagrada Familia —que atienden los padres jesuitas— y transita por las calles vecinas.

Ciertamente, hay personas que aprovechan la Semana Santa para hacer paseos y vacacionar de manera individual o en familia, y la Iglesia de ninguna manera se opone a ello, y sólo pide a los fieles que tengan presente en su corazón el sentido religioso de esta conmemoración, que es la más importante del mundo cristiano.

En efecto. San Pablo decía: “Si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe”, de modo que el Domingo de Resurrección, la Pascua de Resurrección, es el ­momento más importante de la cristiandad y, de ­manera simbólica, se recuerda con el encendido del Cirio Pascual, que significa la luz de Cristo.

 

Imprimir

Comentarios