Para Oreja

Verónica Gallardo

QUE OSO TAN TERRIBLE causó la exesposa de Eduardo Yáñez y madre de su hijo Eduardo Yáñez García, cuando la señora salió, vaya usted a saber cómo, de un bar de Coyoacán… EMPECEMOS LA HISTORIA, porque Norma García ni famosa es, claro que salió a la luz pública, cuando el hijo del actor salió a hacer declaraciones contra su padre…RECORDEMOS QUE A EDUARDO YÁÑEZ se le acabo su exclusividad con Televisa y por eso dejó de darles dinero, así que le hicieron la guerra a quien fuera su proveedor, pues salieron declaraciones insultantes, ofensivas y de poco tacto en algunos medios en exclusiva (vayan a saber si fueron vendidas o no)… SÓLO ASÍ ESTA SEÑORA fue atracción de los medios de información de espectáculos, al grado que se supo que la mujer estaría en un karaoke del sur de la ciudad, porque ni crean que los medios la andan siguiendo como si fuera la figura del momento, así que la información no se coló solita, alguien quería ver prensa, luces, cámaras… EN PLENA VISPERA DE LOS DÍAS IMPORTANTES de la Semana Mayor, la mujer y su hermana Gabriela, con quien forma un dueto que canta en bares, dejan que la prensa entre a grabar su grandiosa presentación. Hasta la una de la madrugada sale Norma cubierta como monje, su hermana, un gordo carga bolsas y el hijo de Gabriela, se suben al auto y todo porque como prensa, se coló un chisme en el que se dice que Eduardo Yáñez (el verdadero famoso) no es padre biológico de Eduardo Junior… SI SE HUBIERAN IDO no pasa nada, pero en lugar de eso el sobrino de Norma e hijo de Gabriela abre el auto y empieza a agredir a la prensa. El carga bolsas empieza con insultos terribles a mis compañeros, diciéndonos muertos de hambre… EN UNA ACTITUD TOTALMENTE arrabalera, carretonera, falta de educación comienza Gabriela García a corretear a mis compañeros, insultarlos, al grado de que les pega a varias cámaras, su hijo le quita el micrófono a una reportera y lo lanza a los autos en circulación. Todo porque según Gabriela le habían pateado su auto, incluso llega el ajustador del seguro, la policía y alguien convence a los agresores de la prensa que no hagan olas pues ellos habían hecho más destrozos a las cámaras y se fueron rete campantes…Y EN EL AUTO la que debía dar la cara a los medios se queda solo gritando insultos… DE VERDAD COMO HUMANIDAD estamos muy mal, primero porque a los burros los convierten en briosos corceles, cuando la verdad sólo son parásitos sin oficio ni beneficio; segundo, existen personas capaces de cualquier cosa por sus minutos de fama, capaces de bajezas increíbles con tal de ganarse unos pesos, y tercero, ojalá las televisoras a las que destrozaron equipo tomen acción legal contra la o las personas que rompieron un equipo de trabajo, pues esta agresión no debe quedarse sin escarmiento.

 

Imprimir

Comentarios