Mundo

Los últimos rebeldes de Guta Oriental aceptan su rendición ante las tropas de Asad

La organización armada opositora, Ejército del Islam, y mandos militares rusos, aliados del gobierno sirio, han alcanzado un acuerdo para evacuar a combatientes y civiles de la ciudad de Duma, la principal de Guta Oriental y la única que permanece en manos de las facciones armadas que luchan contra el régimen de Bachar al Asad en esta región de las afueras de Damasco.

Después de días de negociaciones, el Ejército del Islam ha accedido a abandonar la urbe y ha pactado con la parte rusa que sus combatientes, los parientes de éstos y los civiles que lo deseen sean llevados al noreste de la provincia de Alepo, en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Sin embargo, la facción rebelde no ha reaccionado ante el anuncio de este pacto, que supondría el fin de la resistencia armada en Guta Oriental.

El Observatorio detalló que el Ejército del Islam, así como las autoridades sirias, rechazaron que los evacuados se dirijan a la región de Al Qalamún Oriental, al norte de Damasco y cercada por las fuerzas gubernamentales.
Por su parte, la agencia oficial de noticias estatal siria, SANA, informó de que los evacuados se dirigirán a la población de Yarablus, controlada por rebeldes y situada en el noreste de la provincia septentrional de Alepo.

Imprimir