Karla Castañeda: Ni a Jesús ni a Frankenstein, yo encontré a Guillermo del Toro | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 01 de Abril, 2018

Karla Castañeda: Ni a Jesús ni a Frankenstein, yo encontré a Guillermo del Toro

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La joven cineasta Karla Castañeda acostumbra salir los domingos, en su natal Guadalajara, a buscar libros y novelas gráficas que nutran su talento como realizadora de stop motion, pero el domingo 11 de marzo fue inusual. “¿Ya viste lo que dijo Guillermo del Toro?”, recuerda la anécdota en una charla con Crónica en un hotel de la Ciudad de México: “Yo no sabía que había dicho que iba a producirme a mí y a Issa López. Ahí supe que las cosas serían más grandes”, expresó.

Ese día, en la segunda Master Class que ofreció como parte de su visita al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), Guillermo del Toro dio la noticia de los proyectos mexicanos que apoyaría. Antes de que el cineasta, quien fue el gran triunfador de la más reciente edición de los Oscar, llegara a México, Karla Castañeda pensaba que no lo vería, pues el cineasta le había dicho que estaría muy ocupado durante el festival:

“Pero el sábado, mientras yo estaba en mi maestría (de Narrativa Gráfica), me habló y me dijo que fuera a desayunar, me salí de la maestría y ni les dije por qué. Así comenzamos a platicar sobre lo que él tenía en su cabeza y yo en la mía, y así encontramos muchas cosas en común”, comentó la cineasta.

“Fuimos entrelazando las partes principales. Ahí Guillermo me dijo ‘¿quieres coescribir conmigo?’ y yo no me lo creía, sólo le dije que sí. Le pregunté ‘¿Ya lo puedo decir?’, él me dijo que sí pero yo me quedé pasmada y no lo dije”, agregó la cineasta.

Tras la noticia, hoy se ha convertido en una de las artistas a seguir, pero ella comenzó su carrera con el pie derecho con sus dos cortometrajes Jacinta (2008) y La Noria (2011), que la llevaron a ganar el Ariel a Mejor Cortometraje de Animación en los años que compitió. De hecho, el respeto de Guillermo del Toro por el trabajo de Karla se ha dado desde hace unos años:

“Lo conocí hace como tres años en un festival. Antes ya le había mandado mi corto Jacinta por correo y me dijo que le gustó mucho. Después lo vi y le puse mi segundo corto en el iPhone, —porque no quería perder la oportunidad de mostrárselo— mientras estábamos en un café, en Francia, durante una edición del festival Annecy, y también le gustó”, comenta y añade “así que desde como hace dos años tenemos vínculo”.

Desde el año pasado Guillermo del Toro sabía del nuevo proyecto de Karla. Recuerda cómo durante el Festival de Cine de Sitges, especializado en el género fantástico, vivió uno de los momentos más emocionantes de su vida: “Estaba Darío Argento (Suspiria, 1977), estaba William Fredkin (El exorcista, 1973) y Guillermo Del Toro, eso fue una bomba para mí porque todo eso fue en un día. Me sorprendí mucho. Luego leí que Del Toro había admirado mucho a Darío Argento y ahí estaban juntos, entonces seguro Guillermo estaba rebosando de alegría como yo lo estaba”, dijo.

“Lo acompañé a presentar El laberinto del fauno a Barcelona y seguíamos en contacto. Él sabía ya que tenía un proyecto, así que empezamos con llamadas pero paramos porque él tenía todo lo de La forma del agua. Yo entonces me dediqué a lo mío que es el diseño de producción de una película animada que se llama Inzomnia, que es producida por Paula Astorga y dirigida por Luis Téllez, el cual será el primer largometraje animado en stop motion de México”, agregó.

Cabe destacar que Inzomnia será el primer largometraje mexicano hecho en stop motion, en él que comparte crédito con Francesca Berlingieri, quien ha trabajado con Wes Anderson en Fantastic Mr. Fox; en El cadáver de la novia, de Tim Burton, y en Coraline. Ahora empieza una travesía que ella estima durará tres años, “aunque Guillermo me dice que dos”.

“Lo del proyecto es un poco secreto. Tiene que ver con el ciclo de la vida, con la aceptación de la pérdida, con la muerte, hay un niño que también se asocia con el cine de Del Toro y a mí me gusta mucho poner niños porque creo que tienen una cosa de frescura, por eso también son importantes en mis cortos como en Jacinta, ellos tienen un poder de asombro que los adultos muchas veces perdemos”, comentó.

Hoy habla emocionada del inicio del proceso creativo para la escritura del guion, de la que cuenta “es sorprendente cómo ambos estábamos trabajando en historias muy similares sobre la fantasía”, dijo Karla. Posiblemente sea porque los amantes del género fantástico han sido marcados en su infancia por el mismo genio que despierta la imaginación.

Es famoso el pacto de Guillermo del Toro con los monstruos en su infancia. Una noche en su recámara les dijo: “Si me dejan ir al baño, seré su amigo toda la vida”, y hasta ahora lo ha cumplido. En el caso de Karla Castañeda, el pacto lo hizo con los temores de los lugares en donde creció, como Guadalajara, Ocotlán (Jalisco) y el Pueblo Mágico de Teúl de González Ortega (cerca de Zacatecas):

“Cuando tenía seis años mis papás me llevaron a un entierro, y yo no sabía lo que era, pero viví como dos años entrando al baño imaginándome al ataúd bajando. Todo el tiempo veía sombras y me daba miedo la oscuridad. Yo vivía en pueblos donde todavía se cuentan historias como la del catrín subiendo en el campanario”, recordó.

La timidez en su infancia fue un factor importante que despertó su imaginación, incluso en situaciones que ahora podrían ser risibles: “Me acuerdo que mi papá me decía que había un gigante, pero se refería a una bodega comercial. Yo era muy tímida y no me atrevía a preguntarle a qué se refería, entonces yo me imaginaba que vivía cerca de un gigante de verdad y ahí comenzaba a hacerme  mis historias”, dijo.

Finalmente, ahora se encuentra agradecida y afirma que la admiración por Del Toro es algo de lo más importante en su vida: “A Guillermo del Toro le gusta decir que no encontró a Jesús sino a Frankenstein y yo le digo que yo no encontré ni a Jesús ni a Frankenstein sino a Guillermo del Toro”, concluyó.

Imprimir