Inicio de campañas: retortijón político - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 03 de Abril, 2018
Inicio de campañas: retortijón político | La Crónica de Hoy

Inicio de campañas: retortijón político

Wendy Garrido Granada

El domingo pasado fue negro: último día de ­vacaciones, cambio de horario e inicio real de campañas presidenciales. Si las elecciones ya eran un tema constante tanto en la vida análoga como en la digital, después del arranque oficial de las campañas, comienza la verdadera acidez estomacal.

Las elecciones son un buffet que promete variedad, ­pero cuando intentas elegir, terminas desilusionado, irritado y con retortijones en el estómago. Cada ­candidato es ­casi igual de decepcionante que el otro.  Perseguidos por escándalos de corrupción. Cinismo. Propuestas ­inviables, vacías y populistas.

Hace mucho tiempo que los partidos políticos mexicanos no cumplen su función. No representan los intereses de las personas. Su agenda está cada vez más ­alejada del bienestar social y más cerca de sus compadrazgos políticos e intereses propios.

Tres meses tendremos que soportar enterarnos cómo prometen ahora sí, aliarse con “gente decente”, como dijo el candidato presidencial de la alianza Todos por México, José Antonio Meade. Habría que recordarle que hay al menos 7 gobernadores priistas acusados de desfalco público, lavado de dinero y hasta de delincuencia organizada. Más los que se acumulen. Ahí están como clarísimo ejemplo,  César y Javier Duarte, que aunque no comparten parentesco, sí compadrazgo político. El PRI los respalda.

El revoltijo de ideas y posturas políticas viene representado de manera aberrante por el candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya y la candidata a Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, que prometen como todos, terminar con la violencia, desigualdad y corrupción. Sin un plan claro, ni mucho menos esclareciendo el asunto de lavado de dinero del propio Anaya. Habría que empezar poniendo el ejemplo. Que no se olvide que Alejandra Barrales llegó a ser candidata no por una encuesta como prometió, sino abusando de su posición como dirigente nacional del PRD y pactando con Anaya.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, que  ya arrancó formalmente su tercera campaña presidencial  —formalmente,  porque ya lleva más de 12 años haciéndola. Y ahora ha decidido captar a cualquiera que esté dispuesto a aportarle aunque sean dos o tres votos. Sin importar si pertenecía a la mafia del poder. Cuando se pasa a Morena, automáticamente sus pecados son redimidos. El pastor lo libera de todo mal. Seguramente por eso, se alió con el conservador y religioso Partido Encuentro Social.

Claudia Sheinbaum debería no sólo prometer mayor transparencia y lucha contra la corrupción sino también poner el ejemplo, y abrir los expedientes tanto del segundo piso como del lamentable caso del colegio Rébsamen en el que murieron 26 personas, sobre todo niños.

La candidata independiente, que de independiente no tiene nada, Margarita Zavala, prometió terminar con los feminicidios y la violencia de género, algo que se agradece que al menos  mencione. Aunque de igual forma debería comprometerse con la legalización del aborto y los matrimonios igualitarios. Pero su vena panista, no independiente, la delata. También está ahí la sombra de su esposo y expresidente, Felipe Calderón: los miles de muertos que su “lucha contra el narcotráfico” dejó y está dejando no se pueden ignorar.

Y luego está Mikel Arriola, el candidato del PRI a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, que es el colmo de los candidatos. Estoy, incluso, sospechando que realmente no quiere la Jefatura y por eso propone tantas tonterías al mismo tiempo. Primero fue vocero antiabortista, luego del Frente de la Familia. Ahora, después de ver algún capítulo de Black Mirror o de Rick and Morty, propone chips para delincuentes, reducir la edad penal y el Ejército en las calles de la Ciudad de México ¡El Ejército! ¡Ay, Mikel!

@wendygarridog

wengarrido@gmail.com

Imprimir

Comentarios