Cultura

El INAH realizará trabajos de restauración en el Palacio y la Tumba de Pakal

Un equipo de restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) iniciará trabajos de conservación en el Palacio y Tumba de Pakal, señaló en INAH y agregó que el grupo de expertos está  encabezado por los especialistas Haydeé Orea Magaña y Arnoldo González.

La restauradora Paula García Reyes, dijo que se hará el registro de todas las inscripciones que presenta el edificio de la Tumba de Pakal, porque, además de la plasmada por el fotógrafo Désiré de Charnay, también se observan otras huellas manuscritas que pudieran ser de otros exploradores y que forman parte de la historia de la edificación.

Dichos grafitis tienen una estado de conservación estable, por lo que su intervención será posterior a los trabajos de la primera temporada, que se llevará a cabo a lo largo de seis meses a partir de mayo, y que contemplan el levantamiento en 3D de todos los relieves en estuco del interior de la Tumba de Pakal, además de continuar el monitoreo de humedad y temperatura.

“La tumba es un caso muy complejo y único en el mundo de la conservación. Para poder tomar decisiones se van a necesitar prácticamente dos años de investigación y monitoreo para recabar información del espacio y analizar las posibilidades de intervención de la tumba”.

La restauradora García Reyes explicó que los deterioros obedecen en parte al exceso de humedad en el ambiente y al material que se utilizó para su elaboración. “Se ocupó cal de mala calidad y arcilla que no tenía una adhesión adecuada, por lo que con el paso del tiempo, la humedad y las filtraciones afectaron los relieves. Por ello, se realizarán diversos análisis para saber qué tipo de material es el más eficaz para su restauración”.

En la tumba no sólo está la cripta con la lápida, sino también los nueve personajes labrados en estuco, de los cuáles tres se conservan completos, uno está casi perdido y el resto presenta deterioros.

Respecto al Palacio, complejo de edificios interconectados con patios, crujías y una torre de cuatro cuerpos, fue construido, remodelado y modificado a lo largo de varios siglos sobre una terraza artificial situada en la parte central de la zona arqueológica de Palenque.

La restauradora explicó que de este complejo se intervendrán inicialmente las casas E, construida en 600 d.C. y considerada la más antigua del complejo, y la C, edificada entre 650 y 800 d.C.

Imprimir