Mundo

Texas busca acelerar ejecuciones y reducir procesos de apelación

Las ejecuciones de reos en Texas entran en polémica, al impulsar autoridades reducir las apelaciones.

Texas busca la aprobación del procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions, para que se le permita hacer uso de una ley federal que reduciría el proceso de la apelación para los sentenciados a muerte, permitiendo que el Estado ejecute a los presos más rápido.

Funcionarios estatales que promueven la disposición sostienen que acelerará el prolongado proceso de apelaciones y acarreará una justicia más expedita para las víctimas de los crímenes y ahorrará dinero al gobierno en los dilatados procedimientos legales, informó el periódico Houston Chronicle.

Sin embargo, los opositores argumentan que aumentará el riesgo de que personas inocentes sean ejecutadas.

La ley federal que Texas busca utilizar se remonta a la Ley Antiterrorismo y Pena de Muerte Efectiva de 1996, que permite a los estados frenar las apelaciones federales en casos de pena de muerte.

Si Sessions aprueba sus propuestas, reduciría la cantidad de tiempo que los abogados tienen para investigar los casos de apelación a la mitad, según el periódico.

Imprimir