Nacional

Banxico se encuentra "blindado" ante elecciones: Díaz de León

Foto: Cuartoscuro

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León Carrillo aseguró que la autonomía y operatividad de esta institución está “blindada” ante los vaivenes y huracanes político—electorales que vive el país y sostuvo que reconocerán y trabajarán  con quien sea electo el próximo presidente de México.

“Trabajaremos con quien sea el próximo presidente de México, es una obligación declarar neutralidad al ciclo político y reconoceremos lo que las instituciones  determinen y vamos a trabajar con quien sea electo”, estableció. 

No obstante, Díaz de León reconoció que si estamos enfrentando un escenario complejo donde el conflicto comercial entre Estados Unidos y China por la imposición de aranceles y el aumento en el proteccionismo  puede tener “efectos muy adversos” para una economía abierta como la mexicana.

Al comparecer ante la comisión de hacienda y crédito público del senado, destacó que la economía mexicana ha resistido los choques internos y externos, aunque no ha estado exenta de consecuencias como el incremento en la inflación y en las tasas de interés que se registró el año pasado.

Por ello consideró que la autonomía del banco central es vital, para actuar en cualquier escenario, así como para defender y conservar la estabilidad monetaria en el país.

Asimismo, el gobernador del banco de México dijo que aunque ha comenzado a bajar la inflación, hay 4 factores que podrían provocar un repunte, por ejemplo, que se autorice un aumento salarial, que haya alzas importantes en los precios de los combustibles, la volatilidad en los costos de productos agropecuarios y una nueva depreciación de la moneda, que podría ser generada por una mala negociación del TLCAN.

“Las potenciales presiones al alza son básicamente cuatro: Una es, depreciación de la moneda nacional por factores externos o internos; el segundo es, nuevos choques en los precios de bienes agropecuarios; el tercero es, el de alzas significativas en los precios de algunos energéticos, se presenten algunos incrementos importantes; el cuarto es, incrementos en los costos unitarios de la mano de obra, en particular incrementos en lo general en los salarios que presionen a la inflación”.

En caso contrario, afirmó que si hay una buena renegociación de este acuerdo comercial, podría apreciarse el peso y bajar la inflación, que en 2017 cerró en 6.77%.

El gobernador del banco de México reiteró que para este año se tiene una expectativa de crecimiento de entre 2 y 3 por ciento y para 2019 de entre 2.2 y 3.2%.

Imprimir