Deportes

Azulgranas, más cerca de semifinales en Champions

Con dos autogoles de la Roma, un tanto de Gerard Piqué y otro del uruguayo Luis Suárez que rompió su sequía frente al marco en Champions League y sin dar un partido muy brillante, pero con Lionel Messi los 90 minutos, Barcelona dio un paso gigantesco a las semifinales del torneo europeo, al vencer en el Camp Nou por 4-1 al conjunto italiano.

Con dos líneas de cuatro la Roma planteó un juego bien ordenado en la defensa y con marca múltiple cuando Messi tomaba el balón en zona de definición, aunque su labor ofensiva fue auxiliada  por Jordi Alba con incorporaciones por la izquierda, tratando de juntarse con Andrés Iniesta, quien fiel a su costumbre brindó un excelente partido.

En tanto, el uruguayo Luis Suárez batallaba ante los dos centrales un tanto aislado en el eje de ataque, con Messi detrás de él en espera de cualquier parpadeo de la defensa, lo que ocurrió al minuto 38 en una desafortunada jugada del capitán romano Daniele De Rossi que anotó el quinto autogol de la Roma en esta edición de la Champions League.

La jugada nació en un ataque por el centro comandado por el Fantasmita Iniesta, que acompañado por Messi le cedió, pero De Rossi barrió para impedir que el esférico llegara al argentino, sin embargo su intento salió abajo pegado al poste y el portero a pesar del lance ya no llegó a la pelota y se puso 1-0 el marcador.

A los 10 minutos de iniciado el segundo tiempo, el equipo de la loba dejó ir una opción de anotar y de inmediato en una llegada por derecha con doble golpe de suerte para el Barcelona se concretó el segundo gol.

El croata Ivan Rakitic centró desde la derecha, donde el zaguero Samuel Umtiti fue en busca del balón, pero éste rebotó en Konstantinos Manolas y el balón fue al poste, el rechace cayó a la rodilla del mismo defensor que estaba en el césped para que la pelota se metiera al arco romano y poner el 2-0 al 55.

Cuando la Roma intentó acortar distancias, cayó el 3-0 que parecía sentenciar el encuentro al 59, cuando en un contragolpe del cuadro local, el charrúa Suárez disparó, pero el portero Allison Becker dio rechace para donde se había incorporado Gerard Piqué, que sólo tuvo que empujar para marcar el tercer gol del partido.

El descuento italiano corrió a cargo del bosnio Edin Dzeko al 80, quien dentro del área blaugrana, tras un saque de banda prendió un esférico que representaba un marcador decoroso y alcanzable 3-1 para la vuelta en el estadio Olímpico la próxima semana, pero el partido aún no había terminado.

El técnico culé decidió ingresar al canterano Denis Suárez, quien le ha resuelto serias problemáticas en algunos partidos y en esta ocasión lo volvió a repetir, ya que tras un servicio suyo que la defensa rechazó y dejó para Luis Suárez, que rompió su sequía goleadora en Champions League para marcar el 4-1 definitivo al 86.

De esta forma, Barcelona se enfila hacia las semifinales de la Champions League, el partido de regreso será el próximo martes 10 de abril.

El tinte político no faltó en el juego, ya que en el minuto 19 el público empezó a arrojar globos amarillos a la cancha, en protesta por el arresto de las autoridades catalanas en Alemania, lo que obligó al árbitro a suspender por algunos instantes el juego para sacarlos del campo.

Imprimir