La Esquina

Es claro que existen preceptos legales que protegen la autonomía del Banco de México. Es todavía más claro que, en caso de un eventual gobierno de López Obrador, esa autonomía puede irse al diablo, junto con otras instituciones. Habrá que no confiarse, y cuidarla. En este asunto, quien tiene la razón es el senador Cordero.

 

Imprimir

Comentarios