Academia

Salud, tema fuera del debate y plataforma de candidatos: ONG

Organizaciones de la sociedad civil realizan propuestas en la Agenda ciudadana de salud 2018. Enfatizan la necesidad de incrementar y etiquetar presupuesto al ramo

Entre las propuestas de la Red se encuentra mejorar el diagnóstico en el primer nivel de atención. 

Existen dos perspectivas sobre el sistema de salud del país: el oficial y el real. El primero refiere que nos encontramos en estándares casi de primer mundo en su cobertura y servicio; el segundo enmarca otro escenario, señala Luis Quiroz, representante de la Red de Acceso a la Salud y coordinador general de Derechohabientes viviendo con VIH del IMSS.

Esa realidad es “una carencia y desabasto impresionantes de medicamentos, una ampliación marginal del Seguro Popular, carencias en hospitales del ISSSTE”… entre muchas otras. “Adicionalmente, México se enferma cada vez más: tenemos una emergencia nacional de obesidad y diabetes a la cual no se le ha invertido ni un solo peso”, por ejemplo.  

El activista señala que mientras el gobierno federal inaugura nuevos hospitales, no se ha reforzado el primer nivel de atención ni garantizado una mejor cobertura, como tampoco capacitado a médicos para realizar diagnósticos precisos y evitar que los pacientes lleguen innecesariamente al segundo nivel de atención.

En este escenario, Quiroz advierte que el tema de la salud está perdido en la agenda de los candidatos a algún puesto de elección popular, políticos y tomadores de decisiones. Por ello, la Red de Acceso a la Salud ha elaborado la Agenda ciudadana de salud 2018 para presentarla a los candidatos en estas elecciones. Entre sus propuestas se encuentran el incremento y etiquetado de presupuestos para el sector —que han disminuido progresivamente a lo largo del sexenio—. El documento propone un incremento anual gradual al presupuesto en salud para lograr un aumento del 1 por ciento del PIB hacia 2024. Adicionalmente, proponen la homologación de cuadros básicos en la atención del sistema nacional de salud y el mejoramiento en la atención del primer nivel.

“Es imperdonable que tengamos una atención diferenciada en el Sistema Nacional de Salud, con cuadros básicos en cada institución. Cambiarlo implicaría acelerar la calidad en el primer nivel de atención para mejorar los diagnósticos y lograr grandes ahorros; la salud también se puede ver como una inversión”.

Adicionalmente, dijo, en el discurso de las fuerzas políticas, de los candidatos e incluso del Instituto Nacional Electoral (INE), el tema de salud está perdido, lo cual refleja que a los tomadores de decisiones y al presidente les importó poco. “Lo han bajado del debate presidencial y de la agenda política de los partidos”.

IMPUESTOS. Sobre el financiamiento, señala que los impuestos específicos relacionados con la salud deben aportar un porcentaje para financiar la salud. “Tenemos un impuesto al tabaco, por ejemplo, del cual no se designa ni un centavo al tratamiento de cáncer de pulmón”. Por otra parte, tampoco se ha destinado porcentaje alguno del impuesto a bebidas azucaradas al combate de la obesidad y diabetes. “Por eso hacemos un llamado a candidatos y legisladores a que, por cada peso recaudado, destinen un porcentaje específico para garantizar el tratamiento y prevención de estos padecimientos”. 

Adicionalmente, las organizaciones de la red han propuesto crear un observatorio que mida cómo se gastan los recursos enfocados a salud y se logre una eficiencia mayor en el reembolso de recursos de los pacientes que tienen Seguro Popular. Quiroz hizo un llamado a los políticos a que comprendan que sus votantes tienen problemas de salud y son usuarios que requieren servicios de salud. “Esperamos que dejen de ver el tema como algo efímero, sino como algo prioritario que necesitan atender”. 

La Red de Acceso a la Salud está conformada por un grupo de 13 organizaciones de la sociedad civil que representan a pacientes de diversas enfermedades que afectan a los mexicanos. “Nuestra red surgió en el 2011, con el objetivo de hacer valer el derecho a la salud, garantizado por los artículos 1º y 4º constitucional. Decidimos formar un frente común porque hemos sido testigos de las afectaciones que tiene en los pacientes, las deficiencias del sistema de salud público: largos tiempos de espera; falta de medicamentos; negación de los servicios de salud; discriminación en la atención; y falta de homologación en el acceso a un diagnóstico oportuno, tratamiento y control de la enfermedad”.

Imprimir