Ciudad

Propaganda delegacional invade semáforos en la colonia Del Valle

La estrategia publicitaria de la delegación Benito Juárez viola la Ley de Publicidad de la CDMX y la Ley Electoral local ◗ No se puede promocionar la imagen de la delegación y presumir los programas sociales y logros

Una serie de lonas y anuncios revisten las estructuras de semáforos que se encuentran en las vialidades de delegación Benito Juárez, desde hace poco más de dos semanas, anunciando logros de la administración delegacional. Algo que se supondría prohibido durante la veda electoral.

Los residentes de la colonia Del Valle, al sur de la Ciudad de México, se percataron, en las primeras horas del día, que en las estructuras de los semáforos se encontraban colgadas con cuerda de tendedero, diversas lonas.

Contaron que fueron instaladas mientras dormían.

Sobre las avenidas Coyoacán, Gabriel Mancera y Av. Universidad los anuncios muestran frases que aluden a la actual administración de esta delegación política, y aunque esta estrategia de publicidad viola artículos de la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal, aún se puede apreciar lo que para muchos vecinos “es basura”.

Se puede encontrar en los artículos: 2, fracciones V, VI y XII; 13, fracciones I y XI principalmente, una prohibición en torno a instalar anuncios en semáforos; además, en el artículo 20, se define que la publicidad institucional no podrá instalarse en semáforos ni elementos de la infraestructura urbana de toda la ciudad.

Por otro lado, en el artículo 52 se menciona que el servidor público que tolere la instalación de anuncios prohibidos o no previstos por esta Ley, incurrirá en una falta administrativa y será sancionado de manera económica.

NO ES LA ÚNICA VIOLACIÓN. El Acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral de la Ciudad de México es muy claro en cuanto a las prohibiciones de los servidores públicos durante el periodo de campañas electorales.

Los artículos 41 base III, apartado C, párrafo segundo de la Constitución Federal; 209 de la Ley General y 405 del Código, establecen que desde el inicio de las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, tanto las autoridades de la Ciudad de México, como las autoridades Federales en el ámbito geográfico de la Ciudad de México, “suspenderán las campañas publicitarias de todos aquellos programas y acciones gubernamentales implementados por las citadas autoridades”.

En ellos se especifica que las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas relativas a proporcionar información de las autoridades electorales, servicios de salud, educación y las necesarias para protección civil en casos de emergencia.

Incluso se estipula que “por ninguna razón se podrá utilizar la imagen de quien ostente la titularidad de las jefaturas de Gobierno, delegacionales, de las secretarías o cualquier otra autoridad administrativa de la Ciudad de México”.

La violación a lo anterior, sentencia, será causa de responsabilidad administrativa en los términos de la Ley de la materia.

 Sin embargo, de un día para otro fueron colocadas las mantas, con mensajes que promueven las acciones que realizó la delegación, en los semáforos y estructuras públicas, con leyendas como: “Número 1 en transparencia y acceso de información pública, el mejor lugar para vivir”, “La más iluminada de la Ciudad”, “El Mayor Índice de Desarrollo Humano en el País”, entre otras.

Seguramente, aseguran los vecinos, quienes pidieron omitir su nombre, las mantas serán retiradas hasta que finalicen las elecciones, es decir, a mediados del mes de julio próximo.

Imprimir