Nacional

Anaya reprueba pactos del obispo de Chilapa con narcos

Salvador Rangel Mendoza, desde su actividad pastoral, puede acercarse a los ciudadanos “sin distingo alguno”, pero no realizar actos que competen a la autoridad del Gobierno, dijo el abanderado del PAN, PRD y MC a la Presidencia

Ricardo Anaya firma la agenda de la infancia y adolescencia 2019-2024 de la UNICEF.

El candidato presidencial de la alianza Por México al Frente, Ricardo Anaya, indicó que el obispo de Chilapa, Guerrero, Salvador Rangel Mendoza, desde su actividad pastoral, puede acercarse a los ciudadanos “sin distingo alguno”, pero le reprobó que realice actos de autoridad de gobierno, y más aún que realice acuerdos y pacte treguas con el crimen organizado para frenar los asesinatos a políticos en aquella entidad.

“Es absolutamente respetable la posición del obispo en su actividad pastoral, pero al mismo tiempo hay que señalar que, desde la autoridad del gobierno, no funciona llegar a acuerdos con los criminales, esto está demostrado en muchos países, cuando se ha intentado, al contrario, la violencia ha aumentado, como en Colombia, hace unos 25 años, y fue un absoluto desastre”, aseguró.

En su cuarta conferencia de prensa mañanera, en la Ciudad de México, el abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a la Presidencia de la República afirmó que “una cosa es la responsabilidad religiosa de un obispo, su actividad pastoral, y otra muy distinta es la de una autoridad de Gobierno, hay que distinguir los dos ámbitos”, planteó.

El propio obispo Salvador Rangel reveló, días atrás, que se había reunido con líderes del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes le habían ofrecido “dejar de asesinar candidatos en el estado”, si el gobierno se comprometía a no intervenir en las elecciones del próximo 1º de julio.

Al respecto, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, respaldó la acción del obispo de Chilapa y dijo ver con agrado que “pastores evangélicos, sacerdotes y obispos de la iglesia católica busquen la reconciliación y el diálogo para que se garantice la paz y la tranquilidad”, sobre todo, aseguró, “por la situación tan difícil que ocurre en la montaña de Guerrero y en toda esa región de Chilapa, donde hay mucha violencia”.

Al respecto, Ricardo Anaya rechazó la postura del tabasqueño y subrayó que “no hay nada nuevo en él, porque cree que la manera de recuperar la paz y la tranquilidad del país es pactando con los criminales, llegando a acuerdos con ellos”.

 

CUANDO QUIERAN. Por otra parte, Anaya Cortés se declaró listo para el debate que sostendrán los candidatos presidenciales el próximo domingo 22, y subrayó: “Como quieran quiero, y estaré ahí en los términos que se disponga”.

Con relación a la presentación de la declaración 3de3 que hizo pública el abanderado presidencial del PRI, José Antonio Meade, el candidato panista ironizó al señalar que, de los cuatro candidatos, “es el último en presentar su declaración 3de3, es el último en presentar su declaración patrimonial, el último en presentar su declaración fiscal, el último en presentar su declaración de intereses, y así pretende que todo el mundo se ponga de pie y le aplauda. Me parece verdaderamente patético”, subrayó.

Insistió en que, durante el primer encuentro directo entre los cuatro candidatos, debatirá fundamentalmente con Andrés Manuel López Obrador, no con quien va en un lejano tercer lugar y que no tiene, “lo digo sin afán de ofenderlo, ni de lastimarlo”, absolutamente ninguna posibilidad de ganar.

Al término de la conferencia, Ricardo Anaya acudió a la sede de la UNICEF en México, para firmar el convenio de la Agenda de la Infancia y la Adolescencia 2019-2024, que plantea erradicar la malnutrición y promover el desarrollo integral de los niños.

Posteriormente, se dirigió al estado de Puebla, donde continuó su séptimo día de campaña presidencial.

Imprimir