Bienestar

“Sea activo todos los días” lema del Día Mundial de la Actividad Física

El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar

Cualquier ejercicio es mejor que ninguno

Con el objetivo de reflexionar sobre la necesidad de ser más activos y menos sedentarios todos los días, el 6 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Actividad Física.

Para este año el lema elegido desde la Red de Actividad Física de las Américas (RAFA-PANA) es “Sea activo todos los días”.

Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención de enfermedades y rehabilitación de la salud, sobre todo en estos tiempos en que el estrés y las presiones suelen estar presentes en la vida de casi todas las personas.

El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas, y promueve sensaciones como el optimismo o la euforia, al tiempo que se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, hipertensión o diabetes. (webconsultas)

Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física (por ejemplo, tras un período largo de inactividad), deben realizarse de manera progresiva. Cada deportista debe analizar las demandas de su deporte de elección antes de decidir su plan de entrenamiento.

La intensidad y la carga deben ser determinadas de forma individual, ya que dependen del nivel técnico y de la condición física de cada persona.

Entre los beneficios están:

  1. Mejora la forma y resistencia física.
  2. Regula las cifras de presión arterial.
  3. Incrementa o mantiene la densidad ósea.
  4. Mejora la resistencia a la insulina.
  5. Ayuda a mantener el peso corporal.
  6. Aumenta el tono y la fuerza muscular.
  7. Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
  8. Reduce la sensación de fatiga.

Pero también tiene muchos beneficios mentales y psicológicos, como:

  1. Aumenta la autoestima.
  2. Mejora la autoimagen.
  3. Reduce el aislamiento social.
  4. Rebaja la tensión y el estrés.
  5. Reduce el nivel de depresión.
  6. Ayuda a relajarte.
  7. Aumenta el estado de alerta.
  8. Disminuye el número de accidentes laborales.
  9. Menor grado de agresividad, ira, angustia.
  10. Incrementa el bienestar general.

La Organización Mundial de la Salud busca dar mensajes claros: acumular 30 minutos de actividad física moderada en el día, sumar 10.000 pasos cada día, fraccionar y bajar al máximo el tiempo sentado, son algunas de las sugerencias.

  1. Preferir el transporte activo (caminar, pedalear, patinar) antes que los vehículos con motor (bus, auto, moto).
  2. Elegir las escaleras siempre, para subir y bajar, en lugar del ascensor.
  3. Estimular los juegos que impliquen movimiento al aire libre, fomentarlos con nuestros niños.
  4. Evitar pasar largas horas sentado, disminuir al máximo el tiempo pantalla (TV, computadora, videojuegos).
  5. Buscar momentos para hacer un ejercicio físico que nos guste, incrementando la intensidad y complejidad de forma progresiva.
  6. No subestimar actividades físicas como lavar el auto, limpiar la casa o tareas de jardinería.
  7. Acostumbrar a los niños y niñas a caminar y hacer más ejercicio
  8. Por Caminar, ¡toda caminata suma! Por ejemplo en promedio, caminar 1km nos lleva aproximadamente 10 -12 minutos, y 1400-1500 pasos (15% de la recomendación de 10.000 pasos/día en solo 10 minutos). Un cambio pequeño un día, se hace grande en un mes y enorme al año.

 

Imprimir