Reporte de leve mejoría de los arrecifes en el Caribe mexicano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 06 de Abril, 2018

Reporte de leve mejoría de los arrecifes en el Caribe mexicano

Reporte de leve mejoría de los arrecifes en el Caribe mexicano | La Crónica de Hoy

La degradación de los arrecifes del Caribe mexicano se puede revertir y prueba de ello fue el reciente reporte del estado de salud del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), que pasó de “malo” a “regular”, señaló Lorenzo Álvarez Filip, de la Universidad Nacional ­Autónoma de México (UNAM).
El reciente reporte del estado de salud del SAM publicado a principios de 2018 incluye 10 años del estudio de la evolución de la zona que comparten México, Belice, Honduras y Guatemala, y que incluye la cobertura de coral, la cantidad de macroalgas que cubren el arrecife, la cantidad de peces herbívoros y de peces de importancia comercial.
Los cuatro indicadores que se evalúan en el reporte de salud arrecifal mejoraron, según explicó a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) el especialista en ecología y conservación de ecosistemas costeros.
La cobertura de coral pasó de del 10 al 18 por ciento; mientras que el 14 por ciento de los arrecifes coralinos se encuentra de bien a muy bien, y de los cuales algunos se encuentran en territorio mexicano como los arrecifes Palancar y Colombia, así como el Arrecife Limones en el estado de Quintana Roo.
El reporte de 2018 señala que, si bien en Quintana Roo la cantidad de peces comerciales muestra una tendencia de incremento gracias a la aplicación de regulaciones y la creación de zonas de recuperación pesquera, la proliferación de las macroalgas es una preocupación latente, ya que su cobertura se duplicó en los últimos dos años.
Lorenzo Álvarez Filip sostuvo que por ello, una de las recomendaciones que se presentan para México, como parte del reporte, es proteger a los peces herbívoros como el pez loro —especie que es eficaz en el pastoreo de macroalgas y en mantener el arrecife libre para el crecimiento del coral—, así como mejorar el tratamiento de las aguas residuales.
Agregó que el leve avance muestra que las propuestas de manejo y la labor de diversas organizaciones tuvo efecto. “Sin embargo, debemos poner esta recuperación en contexto: los arrecifes del SAM siguen en una situación delicada y las presiones antropogénicas están aumentando, así que los esfuerzos de monitoreo y conservación tienen que ser redoblados”, consideró.

Imprimir