Arizona y Texas compiten sobre quién despliega más soldados en la frontera | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 09 de Abril, 2018

Arizona y Texas compiten sobre quién despliega más soldados en la frontera

Guerra de gobernadores por la simpatía de Trump: el primero envió ayer 338 soldados y hoy enviará otro contingente; el segundo eleva a mil los uniformados de la Guardia Nacional

Arizona y Texas compiten sobre quién despliega más soldados en la frontera | La Crónica de Hoy
Soldados de la Guardia Nacional patrullan la frontera de México con Arizona.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, desplegó ayer 338 soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México, 150 más de los previstos, y anunció que hoy enviará un segundo contingente, para reforzar los esfuerzos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por frenar la inmigración indocumentada.

El anuncio lo hizo el republicano Ducey acompañando del primer contingente de soldados que serán enviados hoy mismo a la frontera y después de que por la mañana se reuniera con alguaciles de los condados fronterizos, con los que analizó el operativo de vigilancia y las funciones que tendrán los agentes desplegados.

“Estas tropas ayudarán a la Patrulla Fronteriza en funciones que ellos requieran y estarán ubicados dentro del Sector Tucson y Yuma”, dijo Ducey en conferencia de prensa.

Quién despliega más. Horas después del anuncio de Arizona, el gobernador de Texas, el también republicano Gregg Abott, no se quedó atrás y anunció el aumento de 250 a mil soldados de la Guardia Nacional el contingente militar desplegado en su frontera con México, tal como ordenó el presidente Donald Trump para combatir la inmigración irregular.

Abbott explicó que las unidades desplegadas en zonas de peligro, irán con el equipamiento “necesario” para realizar “el mejor trabajo posible”, incluidas armas.

En las últimas 72 horas, Texas ya desplegó 250 efectivos en la frontera, que se suman al centenar de guardias nacionales que desplegó el anterior gobernador texano y actual secretario de Energía de los Estados Unidos, Rick Perry, en 2014.

Hispana cazahispanos. La gobernadora de Nuevo México, la también republicana Susana Martínez, aseguró que participarán en la operación, pero sin anticipar el número de uniformados.

Por su parte, California, que mantiene con el gobierno federal una agria disputa en materia migratoria, no se ha manifestado al respecto todavía.

Récord de detenciones. Este envío se produce días después de que el DHS informase de que en marzo pasado habían sido detenidos 50 mil 308 indocumentados en la frontera con México, cifra que triplica la de 16 mil 588 registrada el mismo mes de 2017 y supone un aumento de 13 mil personas en comparación con las 36 mil 695 de febrero pasado.

“Si el número aumenta el problema es, entre comillas, más grave y justifica más medidas y la necesidad de mano dura”, indicó Mark Silverman, miembro del Centro de Recursos Legales para los Inmigrantes (ILRC), a quien le preocupa que la orden de Trump de eliminar este programa eleve las detenciones prolongadas e intensifique la campaña de miedo.

Atrapar y no liberar. Tras conocer la cifra, el presidente Donald Trump ordenó agilizar el fin del programa “Catch and release” (atrapar y liberar), que permite dejar en libertad a los indocumentados detenidos tras cruzar la frontera que no sean considerados un peligro inminente.

“Es hora de empoderar a las autoridades federales y proporcionarles los recursos legales que necesitan para hacer cumplir de manera efectiva las leyes de inmigración de nuestra nación. De lo contrario, la afluencia de extranjeros ilegales a los Estados Unidos continuará”, indicó ayer la Casa Blanca.

“Los mexicanos, problema nº 1”. El asesor de seguridad nacional y contraterrorismo, Thomas Bossert, lo dijo abiertamente este fin de semana en una entrevista a la cadena ABC: “Los mexicanos son, por mucho, el problema extranjero número uno”.

En esa línea, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció el viernes “tolerancia cero” con los inmigrantes que cruzan de manera ilegal la frontera sur.

 

Imprimir