Ciudad

Primera semana de campaña: ataques, promesas… y acarreo

Los candidatos del Frente, Morena y PRI informaron a los capitalinos sobre sus proyectos, principalmente en temas de seguridad pública, movilidad y programas sociales ◗ Todos recurrieron a servidores públicos, ambulantes y sindicalizados para llenar sus eventos públicos

A 10 días de que comenzaron las campañas para la Jefatura de Gobierno, los candidatos del Frente, Morena y PRI informaron a los capitalinos sobre sus proyectos, principalmente en temas de seguridad pública, programas sociales y reconstrucción.

Además el tiempo que pasan los capitalinos en el tráfico y la falta de opciones de movilidad y transporte público fueron dos de los temas que más se repitieron en los primeros días campañas de los aspirantes a gobernar la capital del país.

Los tres más fuertes: Claudia Sheinbaum (Morena), Alejandra Barrales (Frente) y Mikel Arriola (PRI) aprovecharon sus eventos y recorridos para atacar a sus competidores por un supuesto mal trabajo en el servicio público, posesión de inmuebles no  declarados y falta de experiencia o conocimiento de la ciudad.

Alejandra Barrales hizo campaña ocho días —en dos se dedicó a reuniones privadas—.

En sus recorridos por Tlalpan, Venustiano Carranza, Iztapalapa, GAM y Coyoacán, utilizó el mismo discurso: ayuda en programas sociales para las mujeres, ampliación de guarderías, policías de barrio, ampliación de las líneas del Metro y Metrobús, así como la construcción de un Metroférico.

En todos sus eventos arremetió contra Claudia Sheinbaum y el exdelegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado.

En su plan general de acción contempla un apoyo de 2 mil 500 pesos para un millón de madres solteras y cabezas de familia.

En sus eventos afirmó que con el programa “Pa’ las jefas”  buscará que “nunca más haya mujeres golpeadas” en la capital del país.

“Cuando hay violencia intrafamiliar, cuando la pareja golpea a la mujer, si acaso nos quedamos a recibir el primer golpe, pero si las mujeres tenemos dinero en la bolsa ¿a poco vamos a esperar la segunda golpiza?”, preguntó a las 20 mil mujeres congregadas en la Arena Ciudad de México.

Además prometió  la creación de una red de estancias infantiles que será, según dijo la perredista, “la más grande de todo el país”.

También prometió capacitación a las mujeres a través de escuelas de tiempo completo y escuelas para padres.

Durante un evento masivo en la Alameda Sur en Coyoacán, Barrales dijo que su principal contrincante, Claudia Sheinbaum, no sabe caminar sola y tiene que ser cargada por Andrés Manuel López Obrador.

Agregó que AMLO acudirá a reforzar a Sheinbaum, pues ya notaron que van perdiendo en las encuestas.

Incluso aseguró que de ganar la Jefatura de Gobierno de la capital obtendrá justicia para los padres que perdieron a sus hijos en el derrumbe del Colegio Rébsamen en el sismo del 19 de septiembre pasado.

Expresó en el Monumento a la Revolución que los padres de familia “sufren un doble agravio porque no les hemos hecho justicia y porque la responsable de esa tragedia pretende ser Jefa de Gobierno”, haciendo referencia a Claudia Sheinbaum.

Durante todos los eventos en los que ha participado la candidata del Frente hubo acarreo y pases de lista.

BIGBROTHER. En tanto que el priista Mikel Arriola planteó llenar de videocámaras la Ciudad de México; incluso instalarlas en los uniformes y gorras de los policías.

Recorrió zonas populares como Tepito y delegaciones como Iztapalapa, Tláhuac, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón.

En dichos territorios ofreció un cambio rotundo en la forma de operar de los Ministerios Públicos y más Metro para la Ciudad de México.

Acusó a Barrales de tener un predio de más de 27 millones de pesos en Iztacalco que no declaró en el 3de3.

En sus recorridos y eventos públicos, Mikel ha recibido el apoyo de grupos priistas y miembros de la CNOP y CROC y ha aprovechando para condenar las administraciones anteriores encabezadas por la izquierda.

Ha dirigido rechiflas contra Alejandra Barrales y Claudia Sheinbaum al señalarlas por fraude y la muerte de menores, respectivamente.

“Llevas la muerte de muchos niños sobre ti y así quieres gobernar la Ciudad. Vamos a poner fin a 20 años de caos y poner orden en la Ciudad”, ha lanzado contra Sheinbaum.

Arriola también arremetió contra Miguel Ángel Mancera al culparlo de duplicar el costo de traslado de pasajeros en el Metro y triplicar los tiempos de obras en las líneas.

También, recalcó donde se ha parado que eliminará las fotomultas, el costo de renovación de la licencia de manejo y las tarjetas de circulación.

Prometió crear un fondo para que los jóvenes universitarios se titulen, así como un crédito para obtener su primera vivienda.

Aseguró que hará que, en cuatro años, Iztapalapa vuelva a tener agua y hará dos pozos profundos para aumentar en 20 por ciento las fuentes de agua potable.

Asimismo, prometió que instalará un chip a los delincuentes para saber siempre dónde se encuentran.

SIN PARAR. La morenista Claudia Sheinbaum es la candidata que más recorrió las delegaciones y colonias de la CDMX. No descansó.

En sus promesas incluyó la construcción del Cablebús y más Metro; Trasladar agua desde Hidalgo a la Ciudad de México, 1,000 millones para la reconstrucción de Xochimilco, revocación de mandato, más cámaras de seguridad, eliminar las fotomultas y no aumentar los impuestos.

Acusó a Barrales de jugar chueco y poner a hacer campaña a los funcionarios.

Anunció su plan de gobierno, que incluye el reestablecimiento de la austeridad republicana que aplicó AMLO en la administración capitalina hace casi 12 años.

Se eliminarán los gastos suntuarios, así como los altos cargos de funcionarios públicos que, a decir de la morenista, han crecido en más de 500 durante los últimos seis años.

Con ese plan estimó ahorros cercanos a los 25 mil millones, que se usarían para financiar infraestructura y programas sociales.

Habló de coordinar de nuevo a la SSP, al MP y la Fiscalía General de Justicia; así como modernizar a los MP y a la Policía de Investigación.  

La morenista amagó con denunciar, más de una vez, a la aspirante del Frente, Alejandra Barrales, ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) por el uso de recursos públicos, pues asegura que la perredista utiliza a trabajadores del gobierno capitalino para promover el voto.

Durante sus eventos se observó a la misma gente llenando los lugares y bajando de microbuses y camiones. Al igual que los del Frente, recurrió al acarreo y pase de lista.

Imprimir