Nacional

Próximas elecciones, las más fiscalizadas de la historia

Janine Otálora, presidenta del TEPJF.

La presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine Otálora, advirtió que por sus dimensiones, las elecciones del 1º de julio próximo serán las más grandes y más fiscalizadas de la historia, pero para hacerles frente, garantizó, “tenemos también a la justicia electoral institucionalmente más sólida y mejor preparada de nuestra historia”.

En el marco del inicio de la Certificación Tribunal Abierto y la Certificación Nacional de Carrera Judicial Electoral, indicó que, hoy más que nunca, la misión de los tribunales electorales es velar para que se cumplan las reglas del juego democrático y se respeten, en todo momento, los derechos político-electorales de las y los ciudadanos.

“Hoy más que nunca, esta misión es crucial para pacificar la competencia política por el poder y preservar la democracia, como la mejor forma de gobierno para nuestro país y para nuestra sociedad”, subrayó.

Ante magistrados de la Sala Superior, de las salas regionales del TEPJF y de los tribunales electorales del país, Otálora Malassis agregó que, para llevar a cabo esta misión democrática, los tribunales electorales requieren que su personal esté integrado por abogados preparados, capaces y talentosos, y cuya preparación esté a la altura de los más altos estándares de calidad.

Por ello, añadió, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación llevará a cabo el proyecto de Certificación Nacional de Carrera Judicial Electoral, a través del cual ofrecerá este reconocimiento a los tribunales electorales locales que cumplan con estándares de calidad jurisdiccional y de gestión, incluyendo la de contar con un sistema de carrera judicial, y cuyos funcionarios participen en los esquemas de capacitación y certificación correspondientes.

Acompañada por los magistrados Felipe de la Mata, Indalfer Infante y Reyes Rodríguez, la magistrada Otálora reiteró que la certificación es también, de alguna manera, un mensaje para la sociedad mexicana, y este mensaje es que abogados bien preparados y tribunales profesionales están vigilando que se respeten los derechos político-electorales de la ciudadanía.

 

Imprimir